16
Dic
10

Navidad a dos voces

En el blog de la amiga Anne, surgió la idea de unirse los vecinos del barrio bloguero para escribir una cadena de relatos sobre la Navidad, y conforme se fueran publicando irlos enlazando en su espacio, donde nació el proyecto.

Eduard escribió el primer relato, un cuento delicioso titulado  Cuento de Navidad improvisado

Anne ha escrito un cuento que es literatura pura, podría considerase políticamente incorrecto, pero fantástico y genial, su título esNoche no tan buena

Rub ha escrito este emotivo cuento con sabor a chocolate, titulado Galletas de Navidad

Concha ha escrito un relato lleno de nostalgía titulado Mi regalo de Navidad

Pipermenta ha publicado un nacimiento contemporáneo con el título Fantasía de Navidad

Micromios ha descrito con mucha ternura a su Papá Noel en el relato Mi Papá Noel

Chrieseli nos regala un delicioso relato tituladoCena para una Noche Buena

Gabi nos obsequia con una escena navideña muy, muy divertida,Yinguelbels

Zambullida nos ofrece un esperanzador proyecto para el fututo,Destino

Juanjo nos regala un cuento narrado de manera original,Ventana de Navidad

Como me apunté a esta iniciativa que me pareció interesante, ahora me toca a mi el dejar una historia sobre la Navidad, así que vamos a cumplir con la que titularé como “Navidad a dos voces”.

Desde que había abandonado la infancia, a Fernando no le gustaba la Navidad. Era cierto que de muy niño, cuando todo en su familia funcionaba bien, estas fechas le llenaban de emoción y alegría, los paseos con sus padres y hermanos a ver los puestos de la Plaza Mayor,  la iluminación de las calles, el quedarse absorto delante de los escaparates de las jugueterías pensando en los regalos que recibiría, el soniquete casi hipnótico escuchado en la antigua radio de lámparas de los niños de San Ildefonso cantando la lotería, su madre, cuaderno y lápiz en mano anotando los números, y una larga lista de recuerdos agradables y placenteros.

Pero todo ello terminó cuando se hizo mayor, fue separándose de sus padres, abandonó la casa familiar muy pronto, cuando terminó sus estudios se marchó al extranjero varios años, y a su vuelta quedo definitivamente rota toda relación familiar. Tuvo éxito en su profesión, se casó con la única hija de una de las familias más ricas y poderosas de la región y ello le permitió alcanzar un todavía mayor elevado nivel de vida. A pesar de ello, nunca volvió a sentir el menor aprecio por estas fiestas, le parecían algo empalagoso, cursi y un simple acto social más.

Este año, divorciado de su mujer, que le había sorprendido en una de las muchas relaciones adúlteras que mantenía desde hacía mucho tiempo, arruinado por su ambición, pendiente de su posible procesamiento por delitos fiscales y de blanqueo de dinero, y por si fuera poco, recientemente diagnosticado de un cáncer irreversible que le mantenía ingresado en un hospital de la Seguridad Social, en una habitación compartida, nada más y nada menos que el hasta hace poco tiempo “triunfador”, Fernando García-Pelaez y Gómez de Arregui, estaba como para pensar en la Navidad.

*  *  *  *  *  *  *  *  *  *

Paco estaba en paro desde hacía casi dos años ya y era consciente de que no volvería a trabajar. Tenía cincuenta y siete años, toda su vida había sido mecánico gracias a un vecino de sus padres, gente humilde y trabajadora, que le había buscado una recomendación para que le enseñaran el oficio en el Colegio de la Paloma de Tetuán. Desde entonces, había trabajado, primero en la Perkins, y cuando fue despedido en diversas fábricas de poca importancia en las que siempre ejerció de tornero. Trabajando más de diez horas diarias por un salario bastante bajo, había conseguido no obstante sacar adelante a su familia, mujer y cinco hijos, los cuales hoy vivían independientes y con sus vidas más o menos resueltas. Su María y él, a pesar del paro, se mantenían dignamente gracias a las horas que ella dedicaba a “hacer casas”, y a las chapuzas de todo tipo que Paco realizaba en el barrio, era todo un “manitas”, que añadía a su escaso subsidio de desempleo.

Un catarro mal curado había derivado en una bronquitis que, finalmente, derivó en un encharcamiento del pulmón izquierdo, por lo que llevaba hospitalizado más de veinte días, compartiendo habitación con un tipo demasiado estirado para su gusto y que siempre estaba quejándose y de mal humor. Paco intentaba darle conversación e insistía en qué, ya que tenían que estar allí, lo mejor sería hacerlo lo más agradable posible. Con  motivo de la proximidad de las fiestas navideñas, que a él le entusiasmaban desde siempre, habían tenido una pequeña discusión. Su compañero, Fernando, no entendía que podía encontrar de alegre en ellas, a él no le gustaban lo más mínimo y le parecía que eran cosas de niños y “viejos chochos”, remataba.

*  *  *  *  *  *  *  *  *  *

El día antes de Navidad, el Hospital les ofreció a ambos la posibilidad de darles un alta provisional para que pasaran las fiestas con los suyos, y por supuesto Paco ni lo dudó un segundo, aceptó y le preguntó a Fernando si él haría lo mismo.  Mirándole casi con desprecio le dijo que no pensaba, a él no le gustaba la Navidad, y además no tenía con quien estar esos días, a lo que el otro le contestó diciendo que podría pasarla con ellos si le apetecía. Por supuesto que no, respondió Fernando, solo faltaría eso. Finalmente,  Paco se fue a su casa y Fernando se quedó solo en la habitación y, prácticamente en toda la planta, ya que la mayoría había conseguido permiso para pasar esos días en sus casas.

*  *  *  *  *  *  *  *  *  *

La tarde del día de Nochebuena, Fernando estaba leyendo el periódico , y tenía que reconocer que sin saber muy bien por qué, estaba trista, realmente se sentía solo. Decidió entonces que iba a llamar a la enfermera para decir que no pensaba cenar ese día, que por muy especial que fuera el menú, no lo quería. Así hizó, y se disponía a meterse en la cama, cuando un estruendo en el pasillo le llamó la atención, se asomó a la puerta y entonces contempló a Paco y toda su familia al completo, cargados de comida y bebidas, que riendo se acercaron a él y le abrazaron mientras le gritaban: “Feliz Nochebuena Fernando, ¿creías de verdad que cenarías solo esta noche?”

Y esa noche volvió a disfrutar de la Navidad.

Anuncios

46 Responses to “Navidad a dos voces”


  1. diciembre 16, 2010 en 14:28

    BRILLANTE!!!! Hermoso!!! COmo un regalo de domingo pero en jueves! Gracias….no sé por qué tengo la sensación que tu serías capaz de dar sorpresas así a “algun Fernando” Un beso Ernesto

  2. diciembre 16, 2010 en 14:59

    ¡Precioso, Ernesto! He acabado llorando, en serio. Gracias por este regalo prenavideño.

  3. 3 Concha Huerta
    diciembre 16, 2010 en 15:05

    Me has emocionado con este relato de lo es el verdadero espíritu navideño. La ilusión por compartir y la esperanza de un futuro que puede siempre ser mejor aunque nos empeñemos en no verlo. Que buena la iniciativa de Anne. Yo participe con un relato más nostálgico. Ya te enlazo en mi post. Un cordial saludo

  4. diciembre 16, 2010 en 15:06

    Impecable el cuento,te felicita alguien no muy “navideño”,jeje!

  5. 5 Claudia Ibañez
    diciembre 16, 2010 en 15:14

    Un lindo cuento de navidad, como bien adelantás en el título, “a dos voces”. Uno de esos que te dejan tibia el alma…lo que no es poca cosa, querido Ernesto. Me ha gustado mucho la calidez humana que pusiste en estos párrafos. Un abrazo GRANDE!

  6. diciembre 16, 2010 en 15:23

    Magnífico Ernesto! te lo digo con los ojos brillantes. Una escritura concisa,precisa y visto el contexto del relato, diría que de precisión quirúrgica, que haces estallar en una traca feliz.
    Me reafirmas en mi creencia del papa Noël.
    Besos
    PS. después de este relato te vamos a presionar, chantajear, etc, etc…para que nos sigas regalando historias.

  7. diciembre 16, 2010 en 16:11

    Muy Bien por la iniciativa de Ann, me ha permitido conocer mas blogeros y también este cuento de navidad en que el espiritu se logra por dos historias que se entrelazan y se concluye en un sólo camino. Gracias por Compartirlo. Un cuento que disfruté y deja enseñanza. Un abrazo y feliz navidad desde México Rub

  8. diciembre 16, 2010 en 16:41

    Me ha parecido un excelente relato, amigo Ernesto, narrado con arte y ternura ingredientes que transportan quien lo lee en la atmosfera navideña.
    Te felicito por el resultado, aunque no crea en estas festividades(los motivos quizás los encuentres en mi historia de hoy), he apreciado mucho el espirito de tu historia.
    Gracias por contarla.
    Un abrazo.
    Leo

  9. 9 pipermenta
    diciembre 16, 2010 en 17:47

    Emotivo cuento el tuyo Ernesto. Es de esas historias que te hacen un pequeño chasquidito en el corazón al evocar estas fiestas. Logras que incluso los más ateos como yo, se rindan ante la ternura que tu texto provoca.
    El mío también está listo y recién salido del pesebre…
    Mis felicitaciones. Corro rauda a leer los de los vecinos.
    Un abrazote.

  10. 10 Lidia
    diciembre 16, 2010 en 18:03

    Muy bueno!, las fiestas son solidaridad, porque la tradición de la familia unida ya no existe o es sólo compromiso. Por eso te dejo unas palabras de George Bernard Shaw “Los espejos se emplean para verse la cara, el arte para verse el alma” Seguramente tendrás otros cuentos para regalarnos.
    Que tengas la mejor de las semanas!! Cariños

  11. diciembre 16, 2010 en 18:50

    Feliz Navidad, querido Ernesto, y mis mejores deseos para el 2011.
    Un fuerte abrazo,
    Luis

  12. diciembre 16, 2010 en 19:22

    Gracias Winnie, conseguirás sacarme los colores (menos mal que con la barba no se me notan). Me he limitado a aportar mi granito de arena a esta idea fantástica y de buena vecindad. Fuerte beso para ti, amiga mía.

    Zambullida, no sabes cuanto me alegra que te haya gustado y haber hecho que te emocionaras, aunque espero que al final te haya brotado y quedado una sonrisa. Besos y buen finde semana.

    Creo que es necesario, Concha, seguir creyendo en la gente, en su bondad y capacidad de brindar apoyo a quien lo necesita, y no solo en estas fechas sino durante todo el año. Ya he leído tu relato, que me parece fantástico. Un abrazo de complicidad en este proyecto tan interesante.

    Gracias NuMaN, debo de confesar que, a pesar de todo mi agnosticismo en cuanto a tradiciones religiosas, si me gustan estas fechas, que se celebran desde los inicios de la humanidad, y creo con firmeza en la solidaridad de la mayoría de la gente. Lamentablemente, las hay de toda índole. Un abrazo, compañero.

  13. diciembre 16, 2010 en 19:32

    Igualmente te agradezco tus palabras querida Claudia, insisto en que creo en la convivencia y las buenas relaciones entre la mayoría de la gente “común”, y que nunca se deben ocultar estos sentimientos, realmente nos enriquecen a todos. Un gran abrazo.

    Anne, gracias, gracias, y lo repito porque es doble el agradecimiento, por tus palabras de aliento y por haber tu espacio donde surgió esta iniciativa que me parece fantástica, y que como ves, ha tenido la respuesta que se merecía. Ambos creemos en ese Papa Noel, que no es otro que lo que nosotros, las mujeres, hombres y niños, todos, queremos que sea norma de convivencia y solidaridad, ser buenas gentes en definitiva. Un beso enorme. Por cierto, me vas a obligar a comprometerme a escribir algún texto de vez en cuando, jajaja. Habrá que cumplir.

    Ruben, te agradezco de corazón tu visita y tus palabras, y no puedo estar más de acuerdo contigo en que la iniciativa de Anne nos ha brindado la posibilidad de ampliar nuestro mundo bloguero e ir formando nuevos lazos. Un fuerte abrazo y mis mejores deseos y felicitaciones para estas Navidades.

  14. diciembre 16, 2010 en 19:43

    Gracias Leo por tu comentario. Como ya le he anticipado a NuMaN, yo no creo en el sentido religioso de estas fiestas, pero si en los hombres, en la capacidad para ayudarnos entre nosotros, en la solidaridad, en la busca de la paz y la lucha contra la injusticia, y además, posiblemente por mi entorno, estas fechas si me complacen; a pesar de la hipocresía y el cinismo de ceñirse a estos días, para mucha gente es la unica época del año en que “sienten” y tal vez, tomen conciencia de lo que es la emoción, los sentimientos y la, llamémosla, bondad. Y si uno solo de ellos consigue suavizar algo y modificar lo negativo que tenga, lo doy por bien empleado. Unfuerte ;abrazo, amigo mío.

    Piper, las emociones hay que dejarlas salir, creo que en este mundo actual todos intentamos ser "políticamente correctos" y cada vez la gente muestra menos lo que siente, se abre menos a los otros, falta tocarnos, abrazarnos y decir algo tan sencillo como un "te quiero" a quien nos interesa, y no me refiero simplemente a una relación amorosa. Ser ateo, postura que compartimos tu y yo por cierto, no impide creer en muchas cosas, en los buenos sentimientos entre otras muchas. Gracias por estar siempre aquí y apoyar a la gente, Piper. Un abrazo enorme, vecina.

  15. diciembre 16, 2010 en 19:53

    Gracias por tus palabras Lidia, yo personalmente si creo en la familia, y además en una acepción extensa, no solo los que estamos unidos por lazos de sangre sino por amistad también, y siempre he intentado crear ese ambiente familiar, que lo único que necesita es, como en toda convivencia, ceder cada uno algo, apoyarse y compartir (alegrías y penas). Y creo, quiero y necesito hacerlo, en las personas, en todos aquellos con los que nos relacionamos.
    No me queda más remedio que intentar escribir algún texto más. Un gran abrazo y mis mejores deseos para ti.

    ¡Que alegría Luis! No tengo que decirte lo que se te echa de menos, a ver si de una vez arranca ese nuevo proyecto en el que estás trabajando y volvemos a leer tus siempre interesantes y documentados artículos. Gracias por tu visita, tus palabras y tus buenos deseos, que hago extensivos para ti y tu gente. Un enorme abrazo y lo mejor para vosotros, te lo mereces.

    Hola netsnooper, te agradezco tu visita a este tu espacio, y tu comentario. Ciertamente no suele ser muy real esta situación, pero me niego a pensar que no pueda ocurrir, sigo creyendo en la gente, a pesar de mis kilómetros. Pasaré a visitar tu casa, y ya sabes, aqui tienes tu blog. Saludos.

  16. diciembre 16, 2010 en 22:46

    Muy emotivo final que demuestra que no necesitas mucho para ser feliz y que siempre encuentras a alguien que es capaz con su generosidad de alegrarte la vida.
    Salut

  17. diciembre 17, 2010 en 06:57

    Me has emocionado Ernesto.Ese debería ser el espíritu para todo el año….¡¡¡Qué bonito!!.
    En cuanto a mi entrada,no me elogies,no lo merezco,tengo más fallos que virtudes y me gustó despedirme con un relato hermoso.
    Te deseo lo mejor para tí y tu familia.
    Sé feliz,muy,muy feliz.
    Morgana(MªJosé).

  18. diciembre 17, 2010 en 11:33

    Como ya he dicho anteriormente Micromios, hay que creer en que, afortunadamente, existe gente solidaria y desinteresada, necesaria para la convivencia. Gracias por tus palabras, Salut.

    Totalmente de acuerdo contigo Morgana, no deberíamos limitarnos a estas fechas, habría que intentar mantener el mismo espçiritu todos los días del año. Por cierto, tu relato es realmente hermoso. Igualmente, ya sabes que te deseo lo mejor yo también para ti y los tutyos, amiga. Cuidate y se feliz. Besos.

  19. diciembre 17, 2010 en 13:26

    Lastima que la realidad oscurezca las buenas voluntades, lástima que por cada una de estas historias hayan cientos de pacientes solitarios en Navidades. Sin embargo, gracias a estas narraciones uno puede imaginar que ocurren, gracias a estos mensajes de esperanza uno podría creer que todavía hay gente buena en el mundo. Que de hecho, haberla, como las meigas, al presente me remito.
    Por desgracia, me he visto en la situación del personaje, y a pesar de que el hospital ese día hace menús especiales y se relaja la tensión, siempre hay enfermos que te apenan por su soledad, sin embargo los que quedan, sin vínculos familiares ni de calado, esgrimen la austeridad, la filantropía, la generosidad y solidaridad a cambio de nada, trasmitiendo una felicidad que bien puede dividirse, pues hay para todos.
    Escribir sobre estos gestos también hace creer que la gente pueda ser mejor aunque sea sólo por unos días. En cualquier caso, es éste autor busca quien busca ofrecer el mensaje a través de las letras de su entrada, demostrando que, si todos pusiéramos de nuestra parte, bien podría convertirse en una historia real.

    Igual me he pasado en cursilada o extendido en exceso.
    Sea como sea, que se hagan realidad los sueños más ficticios.
    Abraçada
    NoHiVaDiS/LoCoDaTaR

  20. diciembre 17, 2010 en 15:08

    El verdadero sentido de la navidad está precisamente entre tus letras, la buena voluntad, el compartir, el cariño sincero y el dar sin esperar nada a cambio.
    Muy bellas y sentidas tus palabras.
    Un gran abrazo y muy feliz Navidad

  21. diciembre 17, 2010 en 19:40

    Me alegro Ernesto, ya que con este cuento desprendes solidaridad y optimismo ante las desgracias que nos encontramos por la vida. Desgracias compartidas, que son las que en verdad, mejor se entienden y se comprenden.

    Soy un escéptico sobre la Navidad, y en general sobre todas estas fechas. Pero siempre es bueno recordar, hablar, escribir, sobre quienes necesitan del calor de una compañía. Del calor de los demás.

    Me gustaría que el próximo cuento fuese realidad. Un cuento que podría llamarse: “La Navidad, comienza después de Navidad”.

    Un abrazo a todos.

  22. diciembre 17, 2010 en 20:43

    Me ha gustado mucho tu relato, Ernesto. Tiene un ritmo ágil, está muy bien escrito y además, la sorpresa final es muy emotiva. Tu cuento la reconcilia a una con los atracones anuales de langostinos y turrones, porque transmite que la Navidad puede ser algo más que eso.
    Besos y Feliz Navidad.

  23. 24 g.
    diciembre 17, 2010 en 21:44

    un genio Paco, puede ser irreal, pero suele ser real que el espiritu solidario no se encuentra tanto entre los que llevan doble apellido, y si abunda en los que se bautizan con diminutivos y saben que compartir es una de las mejores cosas de la vida. ojala fernando haya aprendido.
    saludos, y feliz 2011.

  24. 25 Leonardo
    diciembre 17, 2010 en 23:44

    Un verdadero cuento de navidad, con regalos y todo al final, condición, me parece, esencial en todo cuento de navidad. Finalmente nadie escapa a estas fiestas. O te remiten a la felicidad infantil o las detestas a fondo. Aquí has escrito una fábula. No cuesta nada un poco de ilusión cuando sabemos de cuánta ilusión se trata. Y sí nos recuerdas de dónde, por lo general, viene la generosidad.
    Un abrazo y bravo a Anne que ha suscitado esta ‘cadena’.

  25. diciembre 17, 2010 en 23:49

    Por supuesto Eduard que no te has pasado ni en cursilada ni en excepción, es más, creo que solo los que hemos pasado por idéntica situación (yo la viví el pasado año) sabemos perfectamente lo que se siente estando estas fechas en un hospital, tal vez ese haya sido el motivo de elegir este tema. Efectivamente hay que confiar en que existen buenas gentes y con un poco que nos esforcemos cada uno, en la medida de nuestras posiblidades, se puede ayudar y animar a quienes lo necesiten. Vaya, ahorasoy yo el que se alarga, así que gracias por tu comentaro y un fuerte abrazo. Somos muchos los diferentes locos que dseamos se hagan realidad los sueños.

    Gracias Chrieseli y esperemos que consigamos que sea Navidad durante todo el año, la convivencia y la solidaridad es básica. Un gran abrazo y mis mejores deseos.

    Toni, por supuesto no hay ningún sentiiento de religiosidad en mi, pero creo que es un buen momento para recordar a la gente la importancia dl esfuerzo de cada uno de nosotrso para solidarizarnos, e insisto en que ojála esta actitud se mantenga día tras día. Un abrazo, amigo mío.

    Gracias Carmen, tus palabras tienen un valor muy especial, y así es, mejor que la soldaridad y la ayuda entre nosotros sea el contrapunto a los festejos materiales. Besazos y felices fiestas.

    De nosotros solamente depende G que haya muchos Pacos, y como bien dices el compromiso y la solidaridad generalmente está en ñas gentes de a pie, lo que llamño “el común”. Un abrazo y mis mejores deseos igualmente para ti y tu gente.

  26. diciembre 18, 2010 en 00:05

    Lo bonito de la navidad es que volvemos a lo básico. Y has logrado emocionarme con tu relato, con tu final. Hay cosas fundamentales comunes a todos, aqui y allá. Las ilustraciones son muy buenas tambien. Un abrazo y gracias por erizarme.

  27. diciembre 18, 2010 en 09:29

    Te felicito Ernesto por esta sugerente recopilación de, por, para la Navidad. Es en estas fechas cuando recordamos nuestra ilusión infantil por estas maravillosas fiestas. Gracias.

  28. diciembre 18, 2010 en 22:30

    La verdad Leonardo es que creo que ha sido una buena idea, una forma de colaborar e una iniciativa omún, y que además, permite descibrir nuevos vecinos de esta blogosfera. Un abrazo grande para ti.

    Tienes muha razón Ana María, la convivencia, los sentimientos y la solidaridad están por encima de los lugares, es un signo de nosotros mismos y nuestras posturas. Fuerte abrazo, amiga.

  29. diciembre 19, 2010 en 14:52

    Así, así.
    Los cuentos de Navidad son los que más merecen tener un final feliz.

  30. diciembre 19, 2010 en 19:37

    Gracias a ti Marc, Un saludo.

  31. diciembre 19, 2010 en 20:53

    Hola Ernesto:
    aqui está mi cuento de navidad.
    http://jofz.blogspot.com/
    Un abrazo muy fuerte.
    Juanjo

    • diciembre 22, 2010 en 14:13

      Gracias Juanjo por unirte a la iniciativa, y no tengo más remedio que reconocer que es sin duda la más original manera de, en unas pocas imágenes, conseguir el que posiblemente sea el mejor cuento de todos.

      Un abrazo enorme.

  32. 35 MX
    diciembre 22, 2010 en 16:15

    Ernesto, es algo muy divertido ir conociéndolos a todos a través de esta gran iniciativa, y a través de todas sus historias. Ojalá sigamos con estas buenas costumbres!

    Saludos!

    • diciembre 22, 2010 en 18:15

      La verdad Max es que, aparte de disfrutar del cuento de navidad, el proyecto nos ha permitido ir ampliando lo que yo denomino “el barrio bloguero” y descubrir espacios tan interesantes como el tuyo. Ciertamente Anne tuvo una feliz idea.
      Saludos.

  33. 37 Vi
    diciembre 22, 2010 en 20:13

    Pero que buenísimo!!! Justo cuando estaba por llorar, ocurrió lo mejor. Me sentí muy identificada con Fernando, podría pasarme eso mismo, exactamente. Por suerte siempre hay algún Paco dando vueltas, a veces es complejo poder salir de nuestras propias cárceles y disfrutar la vida. Me encantó. Gracias por visitarme en mi blog, seguiré dando vueltas por el tuyo.
    Un placer
    Felicidades!!!

  34. diciembre 22, 2010 en 21:23

    Soledad, hospital, familia, ilusiones …

    Un auténtico cuento de navidad, con final feliz, como tiene que ser !

    Te sigo

  35. diciembre 22, 2010 en 21:46

    Te agradezco tu comentario Vi, y ha sido una suerte descubrir nuevos vecinos gracias a este proyecto de la amiga Anne, personas con la que tenemos coincidencis y hablamos el mismo idoma, y o me refiero al castellano sino a las convicciones. La historia que escribí, posiblemente demasiado tierna lo que pretende es dejar claro que, afortunadamente, creemos en las buenas gentes, normalmente los de a pi, los simples ciudadanos. Ya te enlazado paea seguir en contacto. Mis mejores deseos.

    Gracias por tus palabras Charradetas, ya te he enlazado también y seguiremos leyéndonos. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Safe Creative #1002265631707
diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Si quieres oir música, pincha play

Eneko

Cuentos del barrio bloguero

Dado que siguen publicándose en diversos blogs, he abierto una página específica donde se iran actualizando.

Archivos

Leyendo:

RSS alexkev

RSS Alfa 79

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Alma Naif

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Anne Fatosme

RSS Anele

RSS Carmen Coello

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Carmencoello’s Blog

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Charradetas

RSS Claudia Ibáñez

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Concha Huerta

RSS Cuentos de bolsillo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Chinasklauzz

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Chinasklauzz (Voz Nocturna)

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Chrieseli

RSS Debajo de la piel

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Defecto perfecto

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Eduard

RSS Egomanias

RSS EKLEKTIK KAFE

RSS El Macasar

RSS El Pinar (y su reloj)

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Eusebio

RSS Juan Pedro Villa-Isaza

RSS Klimtbalan’s

RSS La pistola de Larra

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Letras Insurrectas

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Los cuatro elementos

RSS Más allá del laberinto

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS NOHIVADIS

RSS OrdednnegrO

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Patricia Gómez

RSS Pilar

RSS Pipermenta

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Sendero

RSS Sgt. Pepper

RSS Tesa

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Vaya tela

RSS Vi

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Blogs descansando

RSS Ojo

RSS Residuo

RSS Letras de agua

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Me han visitado

  • 580,400 hits

FIRMA POR LA SEPARACIÓN IGLESIAS - ESTADO

Salvemos el Bogui

Visitas desde 6 de septiembre


A %d blogueros les gusta esto: