17
Nov
09

El exilio republicano español (1)

En este año 2009, en el que se han celebrado diversas efemérides, hay una que no quisiera dejar sin recordar el 70 aniversario de uno de los hechos, considerado una verdadera tragedía histórica, y que fue el exilio republicano de 1939 que provocó un desplazamiento masivo de población tras la derrota sufrida por la II República española, con  un gobierno legítimamente constituido tras las elecciones democráticas de febrero de 1936, contra el que se produjo un golpe de estado militar apoyado por el nazismo de Hitler y el fascismo de Mussolini. Como resultado de ello, se instauró una dictadura encarnada por Francisco Franco quien emprendió una feroz y sangrienta represión en una postguerra que duraría hasta los años cincuenta. Aunque la pretensión es simplemente dar una visión general, muy esquematizada, va a requerir una entrada demasiado larga para ser publicada de una sola vez, por lo qué, al igual que hice con el tema de los moriscos lo dividire en varias partes, comprometiéndome a irlas publicando semanalmente.  Comenzaré con la marcha al exilio y la llegada a Francia. Al final de la serie citaré las fuentes utilizadas y la bibliografía consultada.

1. La marcha al exilio

La salida de los republicanos de España y su marcha al exilio no se produjo en un único momento y de una sola vez. Los flujos de población se fueron realizando prácticamente desde los primeros meses de la guerra, y su detonante no fue otro que la violencia sufrida por la población civil en la brutal represión ejercida por los nacionales en las zonas conquistadas. Podemos señalar cuatro oleadas de emigración, de volumen desigual y en diferentes momentos:

  1. Verano de 1936: Con la toma del País Vasco, apenas un mes después del estallido de la contienda, marcharon a Francia entre 15.000 y 20.000 personasEste movimiento migratorio fue provisional, de hecho los paisanos civiles vascos que salieron después de la toma de Irún, regresaron en su mayoría un mes después; los militares acabarían reincorporándose al Ejército republicano.
  2. Junio de 1937: A partir del mes de mayo de 1937 el mayor centro de la guerra es el frente Norte y su desplome ocasionaría otro gran importante movimiento de población. Se calcula que serían unos 135.000 los españoles camino del exilio.
  3. Primavera 1938: La ocupación del Alto Aragón por los franquistas se producirá un tercer flujo de alrededor de 25.000 personas, y así a finales de 1938 el número de refugiados españoles puede estimarse en más de 40.000, entre los que se encontraban muchos niños.
  4. El gran éxodo de 1939: La cuarta oleada de refugiados fue la más importante y comienza con la retirada que se va a producir después de la caída de Cataluña a finales de enero de 1939. Buscan refugio en Francia no sólo los soldados derrotados del ejército regular sino también los civiles amenazados por la venganza de los vencedores. Barcelona cae el día 26 de enero y comienza el éxodo de miles de personas pero la frontera francesa se encuentra cerrada y no se abrirá hasta el día 28 y sólo para las mujeres y los niños y, tres días después para los heridos. El 5 de febrero finalmente se autoriza la entrada de las tropas republicanas, cruzando la frontera el presidente de la República, Azaña, y los presidentes de la Generalitat y Euskadi, Companys y Aguirre. La última evacuación de la guerra se producirá en el mes de marzo, tras la ocupación franquista de la zona central, y se realizará desde la costa levantina por vía marítima.

Exposición “Los niños de la guerra” (UGT.es)

2. Llegada a Francia

Nada más pasar a Francia, los españoles eran agrupados en campos de selección. Se producían entonces las separaciones familiares. La mayoría de las mujeres y niños eran conducidos en camiones o trenes hacia distintos pueblos del interior de Francia donde eran alojados en improvisados refugios. Una parte acabaron en los campos de la arena. Muchas, desesperadas por las condiciones en las que se encontraban, claudicaron ante las presiones que ejercía el gobierno francés para que retornaran a España. Junto a este deseo de fomentar el retorno a España, el gobierno francés trató de alentar la reemigración a terceros países. En los primeros momentos del éxodo, los republicanos españoles resultaban unos elementos gravosos y molestos. Más tarde se vería su utilidad, sobre todo en el caso de los hombres.

El 14 de abril de 1938 llega al poder en Francia el nuevo Gobierno de Daladier.  Marcadas por la xenofobia imperante y de las repetidas llegadas de refugiados, se adoptaron una serie de disposiciones legislativas y reglamentarias con objeto de controlar, vigilar y reprimir a los extranjeros. Entre otras  cosas, estas normas, en razón de “la preocupación por la seguridad nacional, por la economía general del país y por la conservación del orden público”, se distingue entre el extranjero de buena fe y el considerado “indigno de permanecer en nuestro suelo”. Para un eficaz control, el ministro de Interior podía poner en arresto domiciliario a cualquier extranjero, siendo potestad de los  prefectos prorrogar o negar la validez del visado para los extranjeros. Este último sólo era otorgado para un departamento preciso, a excepción de los departamentos fronterizo.

Argeles-sur-Mer (Francia, 1939)

El éxodo de finales de enero y principios de febrero de 1939 condujo al Departamento francés de Pirineos Orientales a un contingente de población que se sitúa en torno a las 465.000 personas. Su procedencia geográfica era muy diversa con un predominio de catalanes y aragoneses, también se daba una diferenciación social, profesional y en cuanto a la adscripción política. Era todo un colectivo el que se veía obligado a exiliarse, pues, junto a los restos de un ejército en derrota, a los dirigentes políticos, a los cuadros de la administración republicana; iban mujeres, niños, ancianos…

Llegada de familias de refugiados (sitevoila.fr/españa)

La actitud de las autoridades francesas hacia los refugiados españoles irá cambiando a medida que éstos pasan de ser en los primeros momentos una carga difícil de mantener a ser un potencial de mano de obra barata y una reserva para el ejército. A partir de abril de 1939, se dictan varias medidas conducentes a retener en el país la población masculina comprendida entre veinte y cuarenta y ocho años, que quedará así constituida en mano de obra permanente al servicio de Francia, al tiempo que se organizan los campos en Compañías de Trabajo: las más duras, las destinadas a fortificar las fronteras, llevarán un régimen militar; otras se dedicarán a trabajos públicos, industrias de guerra y agricultura. En el horizonte, la Segunda Guerra Mundial.

En cuanto a la prensa, siguió la misma división de opiniones mantenida durante el tiempo de guerra. Los periódicos de izquierda, como Le Populaire, L’Humanité o Ce Soir, partidarios de la República española, pedían que se acogiera dignamente a “los luchadores de la libertad” y hablaban de la “España mártir camino del exilio”, haciéndose eco de la llamada lanzada por diversas personalidades como François Mauriac, Henri Bergson, Jacques Maritain, Paul Valery y otros, pidiendo ayuda para la atroz miseria de la población española, obligada a retroceder hacia las fronteras. Por su parte, los periódicos conservadores y de la derecha tradicional, Le Petit Parisien, Le Matin, L’Epoque o Le Jour, criticaban a los republicanos hablando de “la invasión de los refugiados”, los “restos del ejército rojo” o “las ruinas humanas”.

© Ernesto Cruzado Catalán

Anuncios

25 Responses to “El exilio republicano español (1)”


  1. noviembre 17, 2009 en 12:40

    Estimado Ernesto:

    Aunque no tengo tiempo para escribir ni -casi- para contestar, sí quiero felicitarte por esta entrada tan extraordinaria. Es una lección de historia, de moral y de sentimientos.

    En mi caso, quisiera citar a mi abuelo Antonio (Papa, le llamábamos toda la familia), un hombre bueno, luchador y sin rencor. Él, estuvo allí. En aquel trágico exilio.
    El 19 de mayo de 2008 escribí una entrada llamada “En memoria”. Fue un pequeño recuerdo para uno de los maestros de mi vida.

    Disculpas por mi egocentrismo. Un abrazo y SaLiRe. Toni Sagrel.

  2. noviembre 17, 2009 en 13:03

    Esta serie “amenaza” con ser tan buena como la de los moriscos, por lo que me dispongo a disfrutar de ella y aportar detalles como hice entonces.

    Por lo pronto, en el 37 se produjo también un éxodo sangriento en el sur, cuando la huída de Málaga de miles de personas de su población y también llegadas de otras provincias vecinas como Granada, en poder del ejército rebelde desde el principio de la guerra.

  3. noviembre 17, 2009 en 13:22

    He leído de principio a fin esta entrada tuya con un interés enorme. Es una estupenda exposición de hechos que me enseña mucho, pues todos conocemos el exilio español tras la guerra y con el comienzo de la dictadura, pero no en sus precisos detalles. Sé que fue un momento excepcional, pero me queda la sensación de que en este país nuestro hay que tener el hatillo listo para huir en cualquier momento; esa sensación no me desaparece ni con todos los años que llevamos de democrcacia o lo que sea, y eso sin haber vivido yo precisamente esos años ni esas miserias, pues nací cuando se empezaban a terminar, aunque otras represiones e injusticias llegué a tiempo de ver, e incluso de sufrir.

  4. noviembre 17, 2009 en 13:45

    Me encanta que seas tan didáctico, eres un gran profesor de Historia desaprovechado. Bueno te tenemos para tus lecciones magistrales.
    Sabes, mi cumple es el viernes y es el día en que el dictador o mejor los dictadores murieron. Cuando era pequeña siempre me decían que había nacido el mismo día en que murió José Antonio y luego en mi juventud se reían porque nací el día que murió Franco; me ha forjado el caracter la anécdota y mira que me siento hasta orgullosa, un día muy significativo, 57 estupendos años.

  5. noviembre 17, 2009 en 17:45

    Excelente artículo, Ernesto. Cabe recordar que casi 2.300 de esos refugiados españoles llegaron a Chile el 3 de septiembre de 1939 –procedentes de Francia– a bordo del “Winnipeg”, un carguero que fletó Pablo Neruda. Como todo el mundo sabe, el poeta había sido cónsul de Chile en España antes de ser destinado a París.
    Saludos.

  6. noviembre 17, 2009 en 18:42

    Ya sabes que mi tía fue una de las exiliadas que estuvo retenida en uno de los campos de concentración y luego deportada a Argelia. Alguna parte francesa no fue demasiado acogedora. Mi primera salida de España, con cinco años, fue a Toulouse, sede de exiliados. Todo eso debería enseñarse en las escuelas para explicar lo que pasa cuando el ejército se levanta contra el poder democrático. Es un simple ejemplo, pero es el nuestro.

    Abrazos,

    Luis

  7. noviembre 17, 2009 en 20:00

    Enhorabuena por este post tan bien documentado. El Sr. Irles comenta lo de Chile. Hubo también en México y Argentina. Espero ansioso las próximas entradas, donde a seguro aparacerán los exiliados en la América hispana.

  8. noviembre 17, 2009 en 21:17

    Amigo Toni, creo que es necesario abordar este tema para que quienes no lo conocen estén informados; ya ves que repito siempre la importancia de mantener viva la memoria histórica. He leído atentamente la entrada tuya que citas y me ha parecido interesantísima, tanto que me tomo la libertad de dejar el enlace para quien le interese el tema:
    http://blogs.ideal.es/la-rosa-del-desierto/2008/5/19/en-memoria-#c53643499

    Por otra parte, ya había notado que estabas ocupado y no tenías tiempo ni para publicar en tu blog; espero que sean motivos de trabajo o de otra índole, pero que no se deban a situaciones penosas. Sabes que estaremos pendiente de tus palabras y posts, cuando puedas publicar. Un fuerte abrazo. SaLiRe.

    Senior citizen, como siempre es todo un placer y un verdadero luo tus aportaciones que enriquecen la entrada. Aunque no conocía esta página, si los hechos de la evacuación de Málaga y los crueles ataques que sufrieron durante su marcha. Saludos.

    Fuensanta, como ya le he dicho a Alfa, creo importante dar una visión, aunque sea esquemática, de lo que supuso este exilio.

    Felicidades anticipadas Carmen (Coello), aunque espero hacerlo el día del cumpleaños. Un abrazo.

    Gracias por tus palabras Luis (Irles), el tema de Chile aparecerá cuando publique la parte correspondiente a los exiliados en América. Por cierto, ya tengo preparadas fotos del “Winnipeg” que incluiré en él. Un fuerte abrazo.

    Kuis, te digo como a tu tocayo, en la misma parte tocaré los exiliados enviados por Francia a Argelia y a otros países europeos. Coincidimos con el sentido de la serie, informar de estos hechos a quienes los desconocen. Un abrazo.

    Adrián, ya he contestado a la pregunta en las respuestas a los dos Luis(es). Espero que en conjunto resulte interesante y didáctico. Abrazos.

  9. noviembre 17, 2009 en 21:22

    Y todo por cuatro hijos de puta..

  10. noviembre 18, 2009 en 14:13

    Te felicito por tan interesante articulo,de información tan valiosa que es de agradecer.
    Coincido con mucho de lo expresado por ti y contertulios anteriores, acerca de la importancia de mantener viva la memoria de aquellos hechos lamentables.Yo siempre subrayo las similitudes entre las dictaduras fascistas que asolaron nuestros respectivos países,y como hay parte de nuestros pueblos que no quieren ni hablar de memoria historica cuando tantas y tantas familias se han visto afectadas aún por varias generaciones.
    Gracias a ti estoy sabiendo detalles de esta etapa histórica que desconocía.
    Gran labor,reitero y espero la continuación con mucho interés.
    Saludos!

  11. 12 (*
    noviembre 18, 2009 en 18:47

    Hace unos años llegó a mi ciudad una exposición que tal vez fue la que a pie de foto indicas, la de los niños de la guerra, y si no era ésa, una de temática muy similar. Todavía no olvido la carta que una pobre criatura escribió a sus padres desde su exilio, a los que apenas tuvo la oportunidad de conocer y cuando todavía no sabía que ya habían muerto. Fue para mí muy conmovedor. Es muy conmovedor también que, para no caer en el olvido, tú y gente como tú escribáis sobre todo esto. Enhorabuena, Ernesto. Espero las siguientes entradas.

    Un dulce beso.

  12. noviembre 18, 2009 en 19:16

    Este post tiene una pinta estupenda, Ernesto. Me he sacado el texto por la impresora para leérmelo luego con tranquilidad, que ahora voy muy justa de tiempo. Pero te felicito ya, porque sé que el artículo será muy bueno, como todos los que nos ofreces aquí.
    Abrazos

  13. noviembre 18, 2009 en 19:45

    Enhorabuena por esta magnífica entrada, Ernesto.
    Me he tomado la libertad de pasarle el enlace de este artículo a Kalvellido, que está recopilando documentación y fotos para un cómic del exilio republicano.

    Un fuerte abrazo, compañero

  14. noviembre 18, 2009 en 22:12

    Excelente articulo sobre la triste y desgraciada guerra entre hermanos que padecio nuestro pais. Estaré atento a las siguientes entregas que nos ofrezcas en la que seguro que nos daras una visión detallada de los hechos vividos por nuestros padres y abuelos.

  15. noviembre 18, 2009 en 22:20

    Qué post tan interesante.
    Estupendo. Enhorabuena.

  16. noviembre 19, 2009 en 11:15

    Pues si jordim, lo eran y mucho. Saludos.

    Numan me alegra que te resulte interesante. Ciertamente creo que hay que mantener la memoria histórica y cada uno debe aportar a ella lo que pueda. Un pueblo que olvida su pasado cometerá los mismos errores en el futuro. Por cierto, tengo en mente preparar alguna información sobre la situación en la América hispana, principalmente en relación a la historia. Si me decido te consultaré. Un fuerte abrazo.

    Gracias luna, se han celebrado ya varias exposiciones sobre el tema del exilio en diversas ciudades. La impresión de estos hechos en los entonces niños fue muy significativa; en la siguiente entrega tengo previsto colgar algún dibujo de los niños refugiados. Un beso para ti también.

    Carmen (Santos), gracias por tus palabras; efectivamente creo que es fundamental que no se olviden los hecho que nos marcaron en su día, y que quienes los desconocían se sientan interesados y profundicen luego por si mismos si les interesa el tema. Abrazos.

    Muchas gracias Eusebio; si Kalvellido está interesado en información y fuentes sobre el exilio, tal vez le pueda proporcionar algunos datos por si le resultan interesantes. Entraré en su blog y le dejaré una nota. Otro gran abrazo para ti compañero.

    Javi, te digo lo mismo, muchas gracias e intentaré seguir dando una visión esquemática, pero comprensible, de este acontecimiento nefasto que marcó varias generaciones.

    Igualmente te lo agradezco Tesa, espero que las proximas entregas sgan manteniendo el interés por el tema. Un abrazo.

  17. 18 Giancarlo
    noviembre 20, 2009 en 04:03

    Interesante y tragico, como siempre el vencedor se ensaña con el vencido no importandole asi sea su propia sangre, que triste me imagino que un dia para otro el hermano contra el padre, el tio contra el sobrino, los pueblos unos contra otros.

    Eso me recuerda que en los colegios de todo el mundo te enseñan la cronologia de una guerra, las batallas y las cosas que supuestamente son las mas importantes, pero se olvidan de concientizar muchas veces los horrores de una guerra, por mas lejana o cercana sea. Imagino a aquellos belicistas sus caras cuando le muestren no las batallas sino los horrores que producen ellas, se dejarian las armas al instante, pero no el hombre ama el hierro y el fuego, el sufrimiento y deja la vida de lado.

  18. 19 Pilar Moreno Wallace
    noviembre 20, 2009 en 10:08

    Muy interesante y es recomendable leerlo. Es algo que está en nuestra historia y que la generación más jóven ya ni conoce. Para mí había datos que no he sabido hasta ahora.

    Un saludo, esta vez desde Málaga.

  19. noviembre 20, 2009 en 11:52

    Hola Ernesto! muy interesante tu entrada, y más en un dia como hoy, en el que merecen estas letras todos aquellos que tuvieron que exiliarse para vivir. Un abrazo

  20. 21 tiachea
    noviembre 21, 2009 en 17:08

    Me alegra mucho esta entrado.Unos tios mios salieron de Barcelona como cuentas. Además tuve dos amigas que de niñas, una de tres años y otra de diez, salieron andando por alli. Nunca querian hablar de eso ni uno ni otros. Por eso me resulta especialmente interesante. Nunca podre saber lo que pasaron pero si recuerdo la emocion en la familia cuando llego a traves de la Cruz Roja la primera carta de los tios que estaban en un campo frances. No recuerdo en cual.
    Eres un magnifico profesor y me hace disfrutar con todo lo que escribes. Un gran abrazo

  21. noviembre 22, 2009 en 19:21

    Giancarlo, afortunadamente cada vez los nuevos historiadores prestan más atención a los aspectos, sociales, económicos y su incidencia en los ciudadanos; la Historia tiene que ser algo más que una larga lista de reyes, gobiernos y militares, y un relación cronóligica de acontecimentos. Hay que profundeizr y analizar el impacto de cualquier tipo que los hechos han ocasionado; mantende rviva la memoria histót¡rica y qeu asi, por un lado no depeda exclusivamente de los cronistas de los vencedores, y por otra parte, nos sirva para aprender de los errores cometidos para intentar no repetirlos. Un saludo.

    Gracias Pilar, y me alegra que hayas conocido algún nuevo dato: realmente es un tema que nos marcó y que, como digo a Giancarllo, no debemos ignorar, entre otras cosas para comprender a los que hoy buscan asilo politíco, refugio o mejoras sde su situación de extrema pobreza. Saludos y que disfrutes de tu Málaga.

    Gracias a ti también Mónica, y en alguna medida verás que en lo que contesto a Pilar coincidimos en la importancia para el tramiento actual de los exiliados.

    Tiachea, en la próxima entrada tengo previsto dar algunos datos sobre los campos franceses, tal vez te suene el nomvre de alguno. Unfuerte abrazo.

  22. 23 Leonardo
    noviembre 24, 2009 en 17:11

    Hola, no había tenido tiempo de leer el post, pero qué bueno que es refrescar la memoria, mirar atrás. Qué bueno y terrible, a la vez. Los inmigrantes buenos y los inmigrantes incómodos, hoy día se sigue escuchando. Por estos días, vísperas de periodo electoral, en que la derecha francesa saca de nuevo a relucir la seguridad, la identidad nacional y la inmigración, estas pequeñas inyecciones de memoria histórica resultan saludables. No es raro encontrar jóvenes descendientes de los refugiados que, por desgracia, no conocen casi nada de su historia dolorosa.
    Un abrazo

  23. noviembre 25, 2009 en 16:52

    Fundadementalmente la idea es descubrir a todos los que no conocen esta situación de una visión general, para que luego, si les interesa, profundicen ellos en el tema. Pero el que no quede en el olvido y, como bien dices, sirva para entender las realidades actuales. Un fuerte abrazo, Leonardo.

  24. noviembre 27, 2009 en 20:08

    Hace un rato te he dejado un comentario en la 2ª parte de esta narrración. No añado mucho más, salvo decirte que ¡te la copio también! Besos: Paquita… y
    GRACIAS POR TU TRABAJO, HERMOSO TRABAJO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Safe Creative #1002265631707
noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Si quieres oir música, pincha play

Eneko

Cuentos del barrio bloguero

Dado que siguen publicándose en diversos blogs, he abierto una página específica donde se iran actualizando.

Archivos

Leyendo:

RSS alexkev

RSS Alfa 79

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Alma Naif

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Anne Fatosme

RSS Anele

RSS Carmen Coello

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Carmencoello’s Blog

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Charradetas

RSS Claudia Ibáñez

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Concha Huerta

RSS Cuentos de bolsillo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Chinasklauzz

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Chinasklauzz (Voz Nocturna)

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Chrieseli

RSS Debajo de la piel

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Defecto perfecto

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Eduard

RSS Egomanias

RSS EKLEKTIK KAFE

RSS El Macasar

RSS El Pinar (y su reloj)

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Eusebio

RSS Juan Pedro Villa-Isaza

RSS jordim

RSS Klimtbalan’s

RSS La pistola de Larra

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Letras Insurrectas

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Marian

RSS Marta

RSS Más allá del laberinto

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Niée

RSS NOHIVADIS

RSS OrdednnegrO

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Patricia Gómez

RSS Pilar

RSS Pipermenta

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Sendero

RSS Sgt. Pepper

RSS Tesa

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Vaya tela

RSS Vi

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Blogs descansando

RSS Ojo

RSS Residuo

RSS Letras de agua

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Me han visitado

  • 582,202 hits

FIRMA POR LA SEPARACIÓN IGLESIAS - ESTADO

Salvemos el Bogui

Visitas desde 6 de septiembre


A %d blogueros les gusta esto: