24
May
09

Moriscos (3)

En esta tercera y última entrada sobre los moriscos voy a centrarme en el hecho concreto de la expulsión, con unas notas sobre el contexto histórico y las causas de la medida adoptada, un esquema de la cronología del proceso y para terminar, unos breves apuntes sobre los efectos que tuvo.  

Expulsion_moriscos

 

El día 9 de abril de 1609 se firma la Tregua de Amberes, acordando la paz por un periodo de 12 años con las provincias rebeldes holandesas. Con ella, España sufría una derrota política, militar e ideológica, que se consideraba como una grave afrenta para su prestigio. Por ello, Felipe III y su valido el Duque de Lerma decidieron que era necesaria una victoria para compensar esta situación y así, ese mismo día se decide la expulsión de los moriscos.

 

Con esta calculada medida se consiguen solucionar cuatro problemas, que en definitiva constituyen las causas de la expulsión:

Desde el punto de vista de la política internacional se justificaba la necesidad de la expulsión por motivos de seguridad nacional. A los moriscos se les consideraba como un enemigo y se les acusaba de ser la quinta columna de los piratas berberiscos que repetidas veces asolaban las costas levantinas; igualmente se temía que acabaran siendo aliados de turcos y franceses.

Un segundo motivo era de orden económico. Desde 1604 se había producido un empeoramiento del nivel de vida, una pronunciada recesión en el comercio de las Indias después de un largo período de expansión. A causa de ello se va a agudizar el resentimiento de las masas cristianas contra una minoría próspera como la morisca,

Otra causa era la cuestión religiosa. Tras el fracaso por acabar con el protestantismo en los Países Bajos era necesario asestar un golpe a favor de la ortodoxia religiosa, y se acrecentó la intolerancia hacia los moriscos; éstos seguían siendo un mundo aparte y todo el mundo pensaba que el Islam era un enemigo secular de la fe católica y de España.

Finalmente, en la raíz del problema había una cuestión demográfica. La población morisca aumentaba más rápidamente que la población cristiana, lo que se veía como una amenaza que podría restablecer el equilibrio de poder entre las dos comunidades, incluso llegar a decantar la balanza a favor del Islam.

1 la expulsión de los moriscos (Carducho, 1627)) Dibujo. Museo del Prado

 La expulsión de los moriscos (Carducho, 1627)

 

La expulsión propiamente dicha se desarrolló en varias fases: dictándose diversos decretos en cada uno de los reinos, el primero en Valencia, luego continuó en Aragón, después en Cataluña y tras esto se dio en el resto de España. A continuación daré un esquema de la cronología del proceso

4 de abril de 1609: DECRETO OFICIAL, promulgado el 4 de abril de 1609, por el cuál el Consejo de Estado, con el duque de Lerma a la cabeza, decidió la definitiva expulsión de los moriscos.

22 de septiembre de 1609: Se pregona el bando de expulsión del marqués de Caracena (Don Luis Carrillo de Toledo) para la expulsión  de los moriscos valencianos. El 3 de octubre de ese  mismos año, Don Luis Carrillo de Toledo, marqués de Caracena y virrey de Valencia, visita el puerto del Grao para inspeccionar la salida de los moriscos de Alcàcer y Picasent; en el cuadro de Oronich, se ven en el puerto Bajeles, Saetías, Barcas, naves y tartanas particulares. Los moriscos ricos pagaron el pasaje de los pobres obtenidos por el doctor Francisco Pablo Vaciero (se embarcaron 15.615 moriscos en ese viaje). 

Embarque de losmoriscos en el Grao de Valencia (Pere Oromig, 1612)

 Embarque de los moriscos en el Grao de Valencia (Pere Oromig, 1612)

Embarco de moriscos en el Grao de Vinaroz (Pere Oromig y Francisco Peralta, 1613)

Embarco de moriscos en el Grao de Vinaroz (Pere Oromig y Francisco Peralta, 1613)

20 de octubre de 1609: Rebelión de los moriscos ante las noticias que se extienden del mal trato en África de los primeros enviados. Revuelta de la Vall de Pop, Vall de Laguar y en La Muela de Cortes se rebela el morisco de Catadau Vicent Turixí. Los moriscos son masacrados en las sierras del Alaguar y Muela de Cortes.

Rebelión de los moriscos en la Muela de Cortes (Vicent Mestre, 1613)

Rebelión de los moriscos en la Muela de Cortes (Vicent Mestre, 1613)

 2 de enero de 1610: Pregón en Sevilla, el marqués de San Germán, proclama el bando de expulsión de los moriscos de Andalucía, Murcia y villa de Hornachos.

18 de enero de 1610: Comienza la expulsión de los moriscos de Castilla permitiendo que se exilien con grandes condiciones sobre sus bienes.

17 de abril de 1610: Expulsión de los moriscos de Cataluña (se encontraban en el obispado de Tortosa). En este consejo se acuerda que también serán expulsados los aragoneses.

 29 de mayo de 1610: Orden de expulsión de los moriscos aragoneses (marqués de Aytona, Francisco Gastón de Moncada). Los moriscos serían divididos en 35 grupos cuyos puntos de reunión e itinerarios eran minuciosamente fijados hasta su embarque en los Alfaques (Tortosa). Asimismo se detallaban las medidas militares que tomar para garantizar la operación.

10 de julio de 1610: Se pregona el bando para la expulsión de los moriscos de las dos Castillas, Extremadura y la Mancha.

1614: Se expulsa a los moriscos del valle de Ricote en el reino de Murcia. No se tienen en cuenta las demandas de la antigüedad de su conversión y su fama de buenos cristianos (Cervantes llamará a su personaje morisco Ricote en una alusión a este caso).

Expulsion de los moriscos blanqueños el 13 de diciembre de 1613 (Luis Molina Blanca

Expulsión de los moriscos blanqueños el 13 de diciembre de 1613 (Luis Molina Blanca)

 

Para hacerse una idea de los contenidos de los decretos de expulsión, citaré unos párrafos del Decreto inicial dictado por Felipe III:

Bando de Felipe III que decreta la expulsión de los moriscos y gitanos

 “(…) todos los Moriscos de este Reyno así hombres como mugeres, con sus hijos, dentro de tres días de como fuere publicado este Bando en los lugares donde cada uno viue salgan dél, y vayan a embarcarse a la parte donde el Comisario les ordenare, lleuando consigo lo que pudieren en sus personas.

 Los dichos Moriscos, hallados fuera de su propio lugar, pueda cualquier persona sin incurrir en pena alguna prenderle, y desbalijarle, entregándole a la Iusticia; y si se defendiere, lo pueda matar.

 Item, que qualquiera de los dichos Moriscos que escondiese, o enterrare ninguna de la hazienda, o la pusiere fuego, y a las casas, sembrados o arboledas, incurran en dicha pena de muerte (…).

 Ordenamos y mandamos, que todos los gitanos, que al presente se hallaren en estos nuestros Reynos, salgan de ellos dentro de seis meses (…) y que no vuelvan a ellos so pena de muerte”.

 

Las principales consecuencias de la expulsión fueron económicas y demográficas: Sin duda ninguna, constituyó una pérdida de capital y mano de obra; a pesar de los reglamentos que lo impedían, los moriscos vendieron una gran parte de sus propiedades llevándose con ellos el dinero obtenido; por otro lado, los moriscos expulsados, a pesar de suponer un 4 por 100 de la población de España, representaban un porcentaje mucho más elevado de la población activa, ya que entre ellos no había hidalgos, soldados, sacerdotes, vagos ni mendigos, constituyendo en cambio una excelente mano de obra.En cuanto a las repercusiones demográficas, se produjo una despoblación que tardaría muchos años en resolverse, siendo la disminución  más importante de población en la zona oriental de España.

 También en el orden político tuvo su repercusión; la medida había sido decidida y ejecutada por Castilla, y alteró aún más el equilibrio de fuerzas en el  interior de la península. Al expulsar a los moriscos de Aragón y Valencia, Madrid estaba atacando la inmunidad de  esos reinos y ahondando el desequilibrio entre el centro y la periferia, y se convirtió así en un nuevo golpe contra el poder y la riqueza de la aristocracia aragonesa.

 092 

La conclusión final, que al menos extraigo yo personalmente, es que transcurridos cuatrocientos años de aquellos acontecimientos, desgraciadamente aún se mantienen en nuestra sociedad actual, con las debidas matizaciones, muchos de los aspectos negativos de entonces, la intolerancia religiosa, la discriminación contra las costumbres y usos diferentes, la acusación de los problemas de crisis financiera y paro a los trabajadores no españoles, los enfrentamientos entre los poderes central y autonómicos, etc. Parece que no hemos sabido aprender de nuestros errores pasados. 

 

La bibliografía existente sobre el tema de los moriscos es enormemente numerosa, y siguen aumentando las investigaciones y publicaciones. Me limitaré por tanto a citar unas mínimas obras históricas : 

 Caro Baroja, J., Los moriscos del Reino de Granada, Madrid, 1976

Domínguez Ortiz, AntonioBernard Vincent, Historia de los moriscos. Vida y tragedia de una minoría, Madrid, 1978..

Epalza, Mikel de, Los moriscos antes y después de la expulsión, Madrid 1992

Lapeyre, Nenry, Geografía de la España morisca, Valencia, 1986..

Lynch, John, Los Austrias (1598-1700), Barcelona, 1993.

Marquez Villanueva, Francisco, El problema morisco desde otras laderas, Madrid, 1991

Subirats, Eduardo, Américo Castro y la revisión de la memoria: el Islam en España. Madrid, 2003.

 En cuanto a novelas históricas sobre los moriscos, hay una especialmente que me parece buenísima, interesante e imprescindible: A la sombra del granado. Tariq Alí

Anuncios

36 Responses to “Moriscos (3)”


  1. mayo 24, 2009 en 20:45

    Hablar de los moriscos me traslada a mi clase en el cole, cuando mi profesora de historia se empeñaba en que estudiáramos y viéramos la historia como algo maravilloso. Ahora lo entiendo pero en su momento la odié por bajarme la nota porque decía que me lo aprendía de memoria y no me había esforzado lo suficiente.

  2. mayo 24, 2009 en 21:03

    ¿Por qué hay que expulsar a nadie de ningún lugar?

  3. mayo 25, 2009 en 01:18

    Increible la intolerancia religiosa de esa epoca, y aun se nota en todas partes del
    orbe, sinceramente eso empobrecio a españa durante buen tiempo, ya que los moriscos eran exelentes agricultores. Lo de quinta columna siempre se utiliza contra las minorias
    a mi parecer si hubiera sido mejor politico, Felipe los hubiera mandado a America.
    Cual fue el fin de estos enigmaticos personajes, si eran islamicos occidentalizados
    como integrarse con sus hermanos de fe en el Norte de Africa, si ellos lo
    consideraban traidores

  4. mayo 25, 2009 en 06:56

    Magnífica investigación. ¿Te das cuenta que los humanos en el siglo que sea siempre pretendemos dominar mediante el control poblacional?, pues éso es lo que pretende el presidente de la Comunidad Cannaria en el siglo XXI, lo ha dicho en los medios; conclusión es poca la evolución hacia mejor.

  5. mayo 25, 2009 en 11:03

    De acuerdo con tus conclusiones, tal parece que no aprendemos de la historia! a veces tiene uno que mirar la fecha dos veces para saber que se habla del siglo XVII!
    Hermosa iconografía.
    Un abrazo

  6. mayo 25, 2009 en 15:39

    Preciosos e ilustrativos cuadros has seleccionado. Sigo sin poder comprender este afán de los poderosos por disponer de vidas y haciendas, por someter a sus intereses de dominación la vida de tantos miles y miles de seres humanos. Cualquier pretexto es bueno para deshacerse de aquellos cuyas riquezas o poder les molestan. Hace poco he estado viendo a trozos Soah, y el caso es que las poblaciones, como los polacos o los griegos, no movieron un dedo en defensa de sus vecinos judíos porque, sencillamente, se querían quedar con sus negocios y sus casas. Caso parecido, de más dramáticos resultados aún. Doloroso, muy doloroso, comprobar qué es la humanidad en el fondo: unos viles depredadores.

  7. mayo 26, 2009 en 08:30

    Están de acuerdo la mayoría de los autores en que esa expulsión de 1610 de los moriscos de Andalucía no afectó a Granada, puesto que ya habían ido siendo eliminados en sucesivas expulsiones, culminando con la de 1584.

  8. mayo 26, 2009 en 11:02

    Hola Ernesto! me alegra volver por tu blog y encontrar tantos post interesantes. un abrazo y gracias como siempre por estar cerca.

  9. 9 carmen
    mayo 26, 2009 en 11:29

    Me encanta leerte Ernesto.Lamento no haberte comentado en otros post anteriores pero me ha sido imposible.Como siempre los grabados son una maravilla.

    Un abrazo .

  10. mayo 26, 2009 en 12:34

    Otro gallo hubiera cantado sino se hubiese tomado esa decision tan negativa en la historia de España.

    Estupèndas ilustraciones para un tema tan injusto como fue la expulsion de los Moriscos.

    sAlUdOs!

  11. mayo 26, 2009 en 16:04

    Ernesto:

    Excelente entrada pedagógica la que nos regalas. Ha sido una trilogía muy compensada y bien repartida. La cronología de los hechos y sucederes nos muestran el aspecto tan intolerante de aquellos gobernantes y su metástasis en ese pueblo avasallado.

    Efectivamente, cuatrocientos años después y seguimos “casi” con la misma intransigencia.
    Haciendo un poco de ucronía, ¿ no crees que si no los hubiesen expulsado entonces, habría ocurrido años o siglos más tarde y cortando cabezas de por medio ?
    Me acuerdo de esa cruel guerra de Bosnia o la de Kosovo, en donde el principal motivo fue la cuestión religiosa (además de la étnica). Tanto de un lado como del contrario.

    Gracias por estas lecciones tan extraordinarias. Un abrazo. Toni Sagrel.

    P.D.: te agradezco tu elegancia y solidaridad ilimitada.

  12. mayo 26, 2009 en 16:33

    Excelente conclusión para un tema tan interesante.Me tomé un tiempo para leerlo detenidamente y volví ahora a releer las 3 entregas.Es de agradecer el trabajo y esfuerzo puesto en estas entregas.Un abrazo.

  13. mayo 26, 2009 en 17:33

    Buen trabajo, sí señor.
    Apunte curioso, sabes que los moriscos de canarias se salvaron de la expulsión ya que la población mandó escritos al rey explicándole que los de las islas no tenían nada que ver con los que vivían en la península? Es un poco más complejo pero, en resumen, va bien. 😉
    Y que a mediados del XVI la mitad de la población de la isla de lanzarote eran moriscos puros?

    Saludos!

  14. mayo 26, 2009 en 21:56

    Eso nos pasó a todos Ramón, la historia no es para memorizarla, ni para aprender de corrido na lista de fechas, nombres y acontecimientos. Hay que acercarse a ella sin prevención, dejándose envolver por todo lo que nos puede contar. Pero efectivamente, eso se aprende con el tiempo, con la edad. Saludos.

    Mono circense, los que expulsan es porque tiene miedo a los otros, por mostrar su prepotencia, por ser mala gente (los expulsadores, por supuesto). Yo creo que no sólo no hay que expulsar a nadie sino que hay que recibir. El mestizaje enriquece a los pueblos.

  15. mayo 26, 2009 en 22:02

    Esos son los grandes problemas de los expulsados Giancarlo, y desgraciadamente la intolerancia religiosa, las falsas acsaciones, etc. aún siguen en vigor.

    Totalmente de acerdo contigo Carmen (Coello), así nos va.

    Leonardo gracias, creo que escoger unas buenas imágenes hace más amena y sobre todo más entendible la historia. Como le he dicho a Giancarlo hay que hacer que la gente se acerque a ella con interés y disfrutando de los conoimientos que se aprendan,

    Es la esencia misma delpoder Fuensanta, y es una cestión de ética de las personas, que desgraciadamente parecen perder en canto tienen el más mínimo poder.

  16. mayo 26, 2009 en 22:11

    Creo que no sólo hay que conocer lo hechos, las causas y las consecuencias de los mismos, si no que también es importante aprender a ponerse en la piel de los hombres y mujeres que vivieron en un momento y un lugar concreto. Con esto, hay que entender que a principios del XVII, la lucha contra los turcos era un punto importante en las relaciones internacionales de la España de Felipe II, si a esto le sumamos la rebelión en las alpujarras, tenemos unas circunstancias donde el temor a una quinta columna es un hecho. A esta circunstancia, hay que sumarle el hecho de que la sociedad de aquel entonces, sometida bajo elementos como la religión católica, castigaba a aquellos que no pensaban como ella… En fin, obviamente desde nuestro punto de vista la expulsión de cualquier grupo étnico es completamente deplorable, pero en este marco histórico es comprensible.

    Por cierto, Ernesto, siento disentir contigo, pero a la Historia hay que acercarse con prevención, ya que es necesario un punto de vista crítico y riguroso.

    Saludos de nuevo 🙂

  17. mayo 27, 2009 en 08:47

    Cierto Senior citizen, la expulsión de los moriscosde Granada se efectó durante el siglo XVI y precisamente muchos de ellos marcharon a los otros reinos donde se integraron en las comunidades muslmanas ya exystentes, si bien otros muchos se dedicaron a moverse por distintos territorios sin acanar de integrarse en ninguno, así como los que marcharon al norte de África.

    Gracias a ti Mónica, visitar igualmente tu espacio es un placer para disfrutar de tus bellas y delicadas ilustraciones.

    Carmen, gracias por tus amables palabras. No necesitas comentar, se bien que eres una amiga asidua (lo que es todo un lujo) y siempre es un placer leerte. Otro abrazo para ti.

    Si fue injusto Javi, y aparte de doloroso, con unas consecencias penosas para la península, especialmente la zona de levante, la más afectada.Saludos.

    Alfa me alegro de que hayas disfrtado con la visión sobre el tema. La verdad es que daría para miles de páginas, no sólo los hechos en si mismos sino las valoraciones y comparaciones con la actualidad, pero se trataba únicamente de dar una peqeña visión y despertar el interés por este trágico heho. Un abrazo.

    Gracias Numan, si al final ha despertado interés está todo bien compensado. Un abrazo.

    Kiram gracias por tu aportación sobre los moriscos en Canarias, y el análisis que haces sobre los miedos a los turcos, un hecho cierto en la época pero que, en mi opinión, aquí se utilizó como pretexto para caldear los ánimos en contra de los moriscos. En cuanto a la Historia, en el fondo estamos de acerdo, yo distingo entre el acercamiento al público no profesional, la divlgación para que quien esté interesado profundice por su cuenta, y aquí es donde creo qiue hay que simplificar el mensaje y hacerlo asequible; y luefo está la investigación histórica y la exposición como historiador, donde efectivamente es necesario ser lo más crítico y riguroso posible, con la salvedad de que la objetividad pura no existe. Saludos.

  18. mayo 27, 2009 en 12:07

    Buenas,
    No creo que se utilizara para caldear el ambiente, ya que éste ya estaba caldeado de por sí, no olvides los ataques berberiscos que sufría la costa espe de la península y que significaba el secuestro de muchas personas al año. Esos piratas estaban apoyados por el imperio otomano, de hecho uno de los más importantes piratas berberiscos -barbanosequé, que mi memoria no da para demasiado – fue un príncipe turco.
    No podemos utilizar conceptos actuales para esta época, el miedo al “otro” era una realidad en estos momentos, donde se estaban asentando las ideas de “nación” e identidad nacional en un país tan diverso como España. De todas formas, es una opinión, xD

    Por otro lado, creo que incluso para aquellos que se acercan a la historia, no me refiero solo a los profesionales, se debe hacer desde un punto de vista crítico y lo más objetivo posible, estoy de acuerdo contigo con que la objetividad absoluta no existe, por una sencilla razón, la historia divulgativa adolece en muchas ocasiones de falta de objetividad total, utilizando este método para hacer llegar al público la historia modificada con el ideario del historiador, un ejemplo está en los revisionistas de derechas e izquierdas respectivamente, ahora recuerdo a Pío Moa y a César Vidal, pero hay más. Siempre, ya sea leyendo el periódico del día, como haciendo lo propio con un artículo histórico, tenemos que ser capaces de sacar nuestras propias conclusiones y no creernos todo a pié juntillas. xD

    Saluditos!

  19. mayo 27, 2009 en 15:25

    Gracias por esta última entrega, Ernesto. Entre las tres nos has dado una información de interés y muy bien estructurada.
    Saludos

  20. mayo 28, 2009 en 15:00

    ¿No te has planteado ampliar estas entregas y publicarlas en otro medio? Creo que esto sería una buena opción.

    http://www.bubok.es/

    Mira que buen resultado le ha dado al compañero bloguero de Atalaya.

    http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=496424

  21. junio 1, 2009 en 13:56

    Debo ser muy peligrosa cuando hay aquí un comentario mío sin pasar la censura desde hace varios días…

    (Es broma. Ya se que se debe a los enlaces. Pero no puedo quitarlos)

  22. junio 4, 2009 en 11:25

    Gracias a ti por leerme Carmen (Santos), me alegro de que te haya interesado. Saludos.

    Senior citizen, graciss por tu idea pero la verdad es qe sólo me planteé dar unas notas en el blog con motivo del cuarto centenario de los hechos, que creo que marcaron nuestra historia. Los enlaces son interesantes. Ah, el comntario te lo mandaron a pendiente sin mi consentimiento, yo no los tengo moderados; pero ya está arreglado, en cuanto me enteré fui a t rescate. Abrazos.

  23. junio 7, 2009 en 22:12

    Curioso, paso a conocerte y me encuentro, entre otros, este artículo que tiene que ver y mucho con una visita que hice hace poco a la Casa Árabe en Madrid, ubicada desde hace poco más de un año -lo pregunté- en las antiguas escuelas Aguirre-. Entre las varias cosas que vi estaba información sobre una película “1609. La expulsión de los moriscos” y daban entradas para su pase en el Teatro de la Zarzuela, el 28 o 29 de abril pasado. Repetían al mes (hace poco) Un placer concer tu página. PAQUITA

  24. 24 Luis
    septiembre 7, 2009 en 23:13

    Los Reyes Católicos no cumplieron lo que estipulaban las Capitulaciones. En pocos años se dictó la conversión forzosa de los musulmanes granadinos. Más tarde se intentó prohibir el árabe. Todo esto condujo a una serie de rebeliones por parte de una población que se sentía engañada, traicionada y oprimida. Por eso la rebelión de la Alpujarras y otras. De haber cumplido los reyes con lo pactado, se habrían ganado el apoyo de los musulmanes españoles y España habría sido una nación predominantemente católica con una importante minoría musulmana indígena. Hoy en dia, debido a los problemas presentes en el Medio Oriente, y a los intereses creados por poderosas fuerzas imperialistas, a quienes conviene mantener vivos lo anti-árabe y anti-musulmán, muchos españoles ni siquiera quieren reconocer que la España de esa época se portó muy mal. Talvéz lo reconozcan en el caso de los judíos, porque eso está de moda ahora y sumas puntos a tu favor si lo haces, auque sea hipócritamente, pero no en el caso de los moriscos. Así es la vida.

  25. octubre 22, 2009 en 16:11

    Paquita, perdón por no haber contestado antes, la salud me lo impidió. Se ha realizado el rodaje de lo que será una serie sobre la expulsión de los moriscos. Gracias por tu visita y un saludo.

    Magnífica exposición la que haces, Luis, y a la que no puedse añadirse nada más, sino mostrar mi total acuerdo con tu comentario.

    Gracias por la información Senior citizen. Antonio Domínguez fue un excelente historiador, y recuerdo haber leído sobre el tema su “Historia de los moriscos que escribió en colaboración ceon Bernard Vincent. Un abrazo.

  26. octubre 23, 2009 en 09:16

    Tuve la suerte de oir a Antonio Domínguez en una conferencia no mucho antes de morir (creo que en el 2000) y me maravilló la capacidad de síntesis que tenía. En una hora hizo un recorrido por la historia de Granada desde sus orígenes, sin olvidar ni un dato y sin un papel delante.

  27. octubre 23, 2009 en 09:45

    Senior citizen, fue un gran historiador y que además poseía el don de hacer asequible cualquier hecho sobre el que escribiera. Es uno de los investigadores y autores que me marcó en su momento.

  28. agosto 26, 2010 en 09:59

    Hoy no se expulsa de España a los neomoriscos. Por contra en muchos países musulmnanes los cristianos lo pasan mal. En Marruecos puede haber cristianos y judíos, mas si convierten a un musulman ambos acaban en la cárcel, puede, que hasta el musulman se convierta a la autentica fe y el cristiano o judío sea expulsado del país un tal Bernardo Medina por citar esa noticia en mi blog me llamo xenofobo. Dije que había que tomar medidas, pues Marruecos envia imanes a predicar ese tolerante Islam. ¿Es democrático prohibir una religión por hacer persecuciones aun cuando no se haga en Europa?. Corre el rumor que el cierre de la frontera de Melilla es una forma de tapar el escandalo por la expulsión de un cristiano. Que fácil es pedir derechos, que difícil es darlos.

  29. agosto 27, 2010 en 20:24

    Creo que confundes inmigrantes con moriscos, el tema de esta entrada era de tipo histórico sin más, de todas formas, te agradezco tu visita y comentario migueltesorillo. Aquí siempre se puede expresar la opnion de cada uno mientras se haga con respeto y corrección. Un saludo.

  30. noviembre 6, 2010 en 19:42

    Thank you Ernesto.

    I like your article but I’d like to add this since I am a Morisco from the diaspora :

    Most people don’t really know exactly who are really these Moriscos ? Of course I am not talking about the Wikipedia’s definition of the term Moriscos.

    The term Morisco is not an ethnic term but a religious term given to the Muslims …of the Iberian peninsula (Mudejars) after forcing them to convert to the Catholicism. The Majority of the population of Spain today were Muslims (Mudejars or Andalusis) before the fall of Gharnata on 1492 who were converted to Catholicisms and stayed until now in the Iberian peninsula. The Moriscos (ex-Mudejars) were the last group of people who resisted after hundred of years of assimilation and religious conversion because most people in the Iberian peninsula were Muslims at certain time except those who were been living in the north of the peninsula. Between the 9th-10th centuries, the Catholics constituted a majority only in the extreme north of the peninsula but elsewhere they were only big minorities and the Jews were small minorities. Of course every time the Catholics took power in a city they kept the Muslims experts but they expelled the rest of them to the city’s suburbs (All who stayed were known as the Mudejars then later became the Moriscos) but many others Muslims especially the rich and the scholars were forced to move to others Muslims cities in Al-Andalus (which explains why the south part of the peninsula had always been more populated than the north part) but others, especially the rich and the scholars, moved to the Maghreb. Of course the Catholics had bring French populations to populate especially the north. The expelled Andalusis / Moriscos diaspora is estimated between 5-7 millions people living in many countries. The majority live in the Maghreb. It is known that the Moriscos’s ancestors only were estimated between 5-10% of the Iberian population at the time of their expulsion.

  31. noviembre 6, 2010 en 21:44

    Thank you Khaled Rachico first for your visit and then by your words.

    We have given some interesting information on the Moors, and of great value to come precisely from one of the descendant of the Spanish Moors unjustly expelled.

    Personally I always called my attention to this issue, and I read a lot about it, and not just historical events but on the cultural impact was enormous and still here in Spain. Recently reviewed the historical vision that was given to this matter traditionally, and many essays and historical research aimed to give a more objective view of it. As I indicated, I was interested in the impact in many art forms, and I can tell by way of example, one of the best luthiers current, commonly used for the mouths of his guitars, Moorish motifs, making the same practice of marquetry the time. Also has studied the harp.

    Regards, and anything you need to stay at your disposal.

  32. octubre 10, 2013 en 05:04

    Los moriscos de Albudeite, en la provincia de Murcia, no fueron expulsados, según cita del investigador y profesor académico Real Academia Alfonso X El Sabio, Doctor Historia Moderna Universidad de Murcia, Cronista Oficial de la Villa de Mula, profesor Don Juan González Castaño.

    También aparece documentado en el Archivo General de Simancas (A.G.S.)

  33. octubre 10, 2013 en 05:28

    El pueblo murciano de Albudeite es quizás el único lugar del antiguo Al Andalus donde ha permanecido el acento propio de los árabes. Sus habitantes conservan una cantinela peculiar que llaman tonillo y, además, no usan el pretérito indefinido (no dicen, por ejemplo, “he estado ”sino “estuve”), un tiempo verbal inexistente en la lengua árabe de sus antepasados. El historiador Juan González Castaño dio con un documento que probaba que Albudeite fue respetado en la expulsión general de los moriscos. “No se sabe por qué razón, pero la cuestión es que aquí se quedó el pueblo entero”, explica el estudioso, que especifica que esto no sucedió en ningún otro lugar de la Península.Murcia fue el último lugar en expulsar a sus moriscos. La conquista se había producido en 1.252 y los descendientes de musulmanes estaban muy asimilados. Ello hizo que desde los estamentos del reino se mandaran súplicas a Felipe III para que les permitiera quedarse, porque la mayoría eran católicos practicantes y tenían buena vecindad con los llamados cristianos viejos. Por esta razón, la expulsión general de 1.609 y 1.610 los respetó, pero el rey, presionado por una parte de los intransigentes del Consejo Real y, de otra, por los defensores de los moriscos, mandó en 1.612 a un dominico (la orden de la Inquisición), Juan de Pereda, para que informara sobre la conducta de los descendientes de musulmanes. El fraile recorrió durante dos meses muchos de los pueblos donde había mudéjares y entrevistó a centenares de personas. Comenzó en el Valle de Ricote (1), poblado casi enteramente por antiguos musulmanes (Cervantes llama, justamente, Ricote al morisco que aparece en el Quijote), y siguió el curso del Segura hasta Murcia. El dominico contabiliza que en Albudeite había 312 mudéjares y sólo seis cristianos viejos. Los moriscos murcianos fueron expulsados a principios de 1.614. Juan González Castaño, que ha publicado el informe de Juan de Pereda explica que “muchos se quedaron camuflados; otros, protegidos por señores y convecinos; otros profesando en conventos deprisa y corriendo…y otros volvieron al cabo del tiempo y reclamaron sus tierras y demás posesiones”. Una mayoría se refugió en el reino de Valencia y luego regresaron a Murcia, donde un informe de agosto de 1.615 explicaba que “hay tantos que parece que no se ha hecho la expulsión”. Esto fue general en todos los reinos peninsulares, donde, sumados a los convertidos de antiguo, se quedaron muchos más de los que se fueron.

    José Román Roche.

    Publicado por administrador / azuara.org en 16:35

  34. octubre 10, 2013 en 05:30

    El documento que localizó el profesor Don Juan González Castaño, se encuentra en el Archivo Histórico de la Torre de la Catedral de Murcia


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Safe Creative #1002265631707
mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Si quieres oir música, pincha play

Eneko

Cuentos del barrio bloguero

Dado que siguen publicándose en diversos blogs, he abierto una página específica donde se iran actualizando.

Archivos

Leyendo:

RSS alexkev

RSS Alfa 79

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Alma Naif

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Anne Fatosme

RSS Anele

RSS Carmen Coello

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Carmencoello’s Blog

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Charradetas

RSS Claudia Ibáñez

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Cuentos de bolsillo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chinasklauzz

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chinasklauzz (Voz Nocturna)

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chrieseli

RSS Debajo de la piel

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Desde tu ventana

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Eduard

RSS Egomanias

RSS El Pinar (y su reloj)

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Juan Pedro Villa-Isaza

RSS jordim

RSS Klimtbalan’s

RSS La pistola de Larra

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Letras Insurrectas

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Los cuatro elementos

RSS Marta

RSS Más allá del laberinto

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS NOHIVADIS

RSS OrdednnegrO

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Patricia Gómez

RSS Pilar

RSS Pipermenta

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sendero

RSS Sgt. Pepper

RSS Tesa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Vaya tela

RSS Vi

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS zambullida

Blogs descansando

RSS Ojo

RSS Residuo

RSS Letras de agua

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Me han visitado

  • 578,795 hits

FIRMA POR LA SEPARACIÓN IGLESIAS - ESTADO

Salvemos el Bogui

Visitas desde 6 de septiembre


A %d blogueros les gusta esto: