05
Dic
08

La mujer en el franquismo

Esta semana, los pasados días 2 y 3 de diciembre se han celebrado, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, unas Jornadas sobre Las mujeres bajo la dictadura franquista, donde se ha analizado a través de conferencias, mesas redondas y debates, la situación de la mujer bajo el régimen de Franco, en el que se le cerró brutalmente el camino de la emancipación, la igualdad y la ciudadanía.

escanear0002imgp2993

 

 

 

 

 

 

 

 

De todas las interesante intervenciones expuestas en los dos días, personalmente me quedo con la conferencia “La Iglesia de Franco y el destino de la mujer“, cuyo ponente fue Julián Casanova, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza. De manera muy esquemática las ideas que expuso y desarrolló fueron las siguientes:

El punto de partida de la situación consistió en la lucha contra lo que significó la Rapública en un proyecto para destruir los avances conseguidos y en especial las conquistas de los derechos de las mujeres. Su consecuencia sería el sometimiento legal y civil de la mujer al hombre.

Los medios utilizados para conseguirlo fueron la violencia y la represión, cuya larga duración en el régimen franquista se produjo gracias a cuatro elementos: venganza, odio, desprecio y abandono. Por un decreto del 6 de noviembre de 1941 se constituye el Patronato de Protección de la Mujer en el que desempeñaría un importante papel la Iglesia y la religiosidad imperante en la época.

En estas circnstancias se produce el triunfo de la coalición reaccionaria (militares, Iglesia y apoyos sociales) confirmándose la religión católica contra los proyectos reformadores de la República. Hay que destacar dos notas características: un discurso de inferioridad de la mujer derivado de la tradición mística, con Santa Teresa como modelo; y el establecimiento de la jerarquía familiar en la que el padre tiene el poder y la madre el amor y cuidado de los hijos y esposo. Se mantiene a´n el Código Civil de 1889.

Hay pues una recatolización, la Iglesia inunda las costumbres, la política, los órganos de poder y la educación, convirtiéndose en la fuerza más poderosa del franquismo.

 

 

Anuncios

24 Responses to “La mujer en el franquismo”


  1. diciembre 5, 2008 en 13:21

    Me parece mucho generalizar. Yo viví esa época de punta a rabo y puedo asegurar que no todas las mujeres compartíamos esos criterios. Una cosa es que el franquismo nos quisiera así y otra, muy distinta, que lo fuéramos.

  2. diciembre 5, 2008 en 13:31

    Y yo lo sufrí, porque a mi me llegó aún la historia. Y no sabes hasta qué punto estoy dolida de eso. A veces no lo puedo soportar, cuando en momentos bajos pienso en lo que pudo ser y no fue. Y eso, habiendo tenido mucha suerte con muchos aspectos de mi familia, de mi educación y de mi propio empuje y rebeldía. Pero no perdono, no puedo.

  3. diciembre 5, 2008 en 15:28

    Relaciones de género. Así nos lo vendían en la facultad. A mí me cansó el tema por el enfoque.

  4. diciembre 5, 2008 en 15:37

    Fuensanta, vivirlo debió ser tremendamente duro, diría que es bueno perdonar, no por ellos, muchas veces por nosotros mismos.

    Supersalvajuan, se podría decir que, durante tanto tiempo hubo una historia exclusivamente masculina que luego hubo un gran boom de “historia de género”. Creo que es tiempo de ser conscientes de que la historia la hicimos tod@s. Hombres y mujeres, vencedores y vencidos.

    Creo que en los últimos meses se ha creado el siguiente debate: “¿Es hora de hacer Historia o de hacer justicia?” Lo importante es que es ahora cuando como historiadores debemos ser lo más objetivos posibles…

    En fin, gra entrada, que sepas que te tengo un montón de envidia por todos los sitios, cursos y exposiciones, a los que vas 😀

    Besos!

  5. diciembre 5, 2008 en 16:07

    …Y yo de que vivas en Madrid.

  6. diciembre 5, 2008 en 17:25

    Recién llegado a España (1960) con cuatro años, sólo puedo hablar de lo que sé. Mezcla de impresiones personales y recuerdos narrados por mi madre (y mi padre):

    – A mi madre la llamaban puta porque conducía (eran pocas las que lo hacían).
    – No podía tener cuenta bancaria y necesitaba autorización escrita de mi padre.
    – Reunirse mujeres solas en una cafetería o bar estaba muy mal visto (ver punto 1) y les provocaba muchas incomodidades.

  7. diciembre 5, 2008 en 17:34

    Esa época de mi vida fue de terror, ya era una protestona, como decía mi padre. Colegio de monjas, ejercicios espirituales, Magisterio con campamento de la falange, servicio social, carnet de conducir con el permiso de mi padre, trabajando de maestra desde los 18 y casada y con hijos desde los 23. Eran otros tiempos, ¿cuántas chicas de hoy no tienen ni idea de lo que fue nuestro pasado?, me alegro por ellas.
    Sabes, me hubiera encantado haber asistido a esas jornadas
    Te dejo un hahiku a los 56, dedicado a cualquiere hombre “ciego”.

    Tú no me miras
    la luz me acompaña
    te lo pierdes ya

  8. 8 capitana666
    diciembre 5, 2008 en 18:33

    Lo más triste de todo es que aún hoen día haya personas que piensen igual que entonces y que sigan discriminando lo que tanto ha costado conseguir.

    Las personas siempre aprenden de lo malo, debe de ser más fácil de meter en la cabeza, hay muchas civilizaciones que no hicieron esto, de las que nosotros tampoco parece que aprendimos nada.

    Y eso que dicen que cuando avanzamos, aprendemos, si no fuera por todo lo que pasa hoy en día diría que a ver si es verdad que ahora cumplimos tal premisa, xD.

    Nunca se llegará a la igualdad mientras exista un sólo país o religión en los que se diga que la mujer es sólo un perro.

  9. diciembre 6, 2008 en 00:10

    Parece que fue ayer y ya ha pasado tanto tiempo. Han tenido que estar interesante esas conferencias

  10. diciembre 6, 2008 en 09:47

    La mujer era esencialmente esa esposa sometida y cariñosa, que dirigía el hogar y el cuidado de los hijos.
    Recuerdo de pequeño como mi madre no osaba ponerse pantalones, y es que estaba mal visto en las mujeres de entonces. Igualmente pasaba con la mujer que fumaba o que conducía.

    Por supuesto que los colegios mixtos eran casi inexistentes, y muy pocos institutos mexclaban a chicos y chicas. Casi lo único “bueno” que tuvieron las mujeres en aquella época era que no iban a la mili.
    De todas formas, la Constitución actual aún no ha conseguido esas cuotas de igualdad entre sexos que se fomentaron en la Constitución republicana de 1931.

    Saludos a todas/os. Alfa79

  11. diciembre 6, 2008 en 13:45

    La mujer sometida, la mujer cariñosa… lo peor es que nos queda mucho camino que andar… porque no evolucionamos…

    Besos Nazaríes…

  12. diciembre 6, 2008 en 14:35

    Bueno, a falta de un nuevo post, dejo mis palabras en este.

    Felicidades por esos treinta años de democracia, compañero!!!

    Que tengas un buen finde. Ya nos contaras.

    OrdennegrO

  13. diciembre 6, 2008 en 14:51

    Tenía un libro que era una verdadera joya pero lo perdí porque lo dejé y no me lo devolvieron. Era un manual de moralidad titulado Para salvarse ellas. En él se dedicaban muchísimas páginas a los pecados contra los sexto y noveno mandamientos. La mujer no debía estudiar porque eso le hacía hombruna, debía limitarse a prepararse para ser buena esposa y madre, no debía llevar la contraria a su marido aunque no tuviera razón, debía evitar las ocasiones de pecar contra la moralidad en el periodo de novios porque todo era pecado y era la mujer la causante de las caídas (como Eva). Decía ¿Es pecado ser besada por un chico? Depende, no es lo mismo un casto besín que un sensual besazo. Me gustaría conservar aquel libro porque era fruto de una mente enferma pero que desgraciadamente se proyecto sobre la conciencia de muchas mujeres que temieron el sexo incluso en su vida de pareja.

  14. diciembre 7, 2008 en 21:34

    Y a eso le sumamos el inquietante manual de la sección femenina, sobre cómo se debía comportar una mujer y una se pregunta si ese libro cayó en manos de los guionistas de la película aquella de Nicole Kidman llamada “Las mujeres perfectas”

  15. diciembre 7, 2008 en 21:50

    No fue una buena época, sólo de eso estoy segura, prefiero 100 veces vivir ahora, con todas las desigualdades, que haber vivido entonces, y eso lo digo por las cosas que mi madre me cuenta, para mí es como saberlo de 1ª mano.

    Interesante resumen el tuyo de las ponencias.

  16. diciembre 8, 2008 en 08:51

    El retroceso de la posición de la mujer durante el franquismo respecto de las cotas alcanzadas durante la II República fue brutal. Y lo malo es que hoy, a treinta años de promulgada la Constitución, la igualdad de derechos no es total y lo peor: las secuelas de nuestra educación machista no han desaparecido. Los hombres educados en el franquismo, aunque nos sintamos evolucionados, tenemos aún el poso de esa educación patriarcal. Ahí están los casos sangrantes y, por desgracia, aún muy frecuentes de la violencia machista para demostrarlo. En fin, quienes tenemos mucho por aprender todavía somos los hombres, para, por fin, desprendernos de nuestra educación machista. Lo mejor: reconocerlo y luchar todos los días por abandondar ese lastre.

  17. diciembre 8, 2008 en 15:08

    Ay, que me temo que la contestación a este post la hice en el de la Espe, acostumbrada a la estructura de mi blog. Sorry. Pues en quiasmo te digo, que las infraestructuras madrileñas desde que está la Espe, las sociales digo, cada día están peor. Cuandos se vaya el pp de allí, habrá que hacer lo que Obama ha prometido en eeuu: infraestructuras para poder ir al médico sin coger nada malo en esos hospitales cochambrosos, reforzar las escuelas e institutos públicos después de tanto dinero dado a la privada, arreglar carreteras, apoyar el funcionamiento de la justicia, etc. Luego asistiremos al espectáculo que ya hoy vemos: los protegidos y poderosos pidiendo dinero al Estado para arreglar sus cuentas… Los ciudadanos somos los que perdemos, como siempre.

    Saludos

  18. diciembre 8, 2008 en 19:15

    Ha habido fin de semana largo, me he ido a la sierra de donde acabo de regresar y tengo respuestas pendientes acumuladas, así que al trabajo:

    Senior citizen, evidentemente la mayoría de las mujeres no compartían los criterios, pero la situación era esa, desde el Código Civil a las presiones religiosas, a la obligatoriedad del “servicio social” para obtener pasaporte, carnet de conducir, etc.

    Ese es precisamente el asunto Fuensanta, que la presión hacia la mujer fue brutal, hasta en los aspectos más cotidianos, abrir una cuenta corriente, firmar un contrato, etc. Y todavía en los casos que el ambiente familiar lo permitía la situación era algo más soportable, pero en otros muchos casos el papel de la mujer era penoso.

    Una cosa fue estudiarlo supersalvajuan y otra sufrirlo.

    Kiram la historia tiene una parte de memoria y es muy difícil la pretendida objetividad, hay que intentarlo pero no es fácil, y no se puede olvidar nada. Me muevo por curiosidad, casi todo despierta mi interés jeje. Besos.

    OrdennegrO sabes que soy tu corresponsal aquí, para lo que pueda sólo tienes que preguntarlo. Ah y todos envidiamos lo que no tenemos, seguro que tu lugar es maravilloso para nosotros. Un abrazo compañero.

    Buenos y exactos recuerdos Adrián, fue una época en blanco y negro (con más negro que blanco), al menos para muchos.

    Terrible época Carmen, y estupendo haiku. Saludos.

    Yo creo capitana que lo único que puede cambiar esta penosa sitación es la educación, por eso no interesa que la gente sea aducada.

    Muy interesantes Pilar, lastima que había mayoría de mujeres, es un tema que nos concierne a todos.

  19. diciembre 8, 2008 en 19:27

    Insisto en lo mismo Alfa79, es necesario que haya edcación, para todos, que se conozcan los hechos y se aprenda a respetar y a convivir. Saludos.

    Yo soy en el fondo optimista Lía, por cada persona que cambie algo ya es un pequeño paso, y que de ejemplo. Besos.

    Gracias OrdennegrO amigo, me largue a la sierra, y aunque con lluvias atroces, siempre un placer y un descanso; chimenea, paseos (empapados) y setas (níscalos). Abrazos.

    Joselú yo también tengo alguna “joyita” de la época; como soy un asiduo rebuscador de librerías de viejo tomaré nota de tu libro por si lo encuentro. Ya te diré.

    Realmente Madame Tafetán hay un catalogo interesantísimo de manales de moralidad y de urbanidad que no tienen desperdicio. Tal vez cuelgue algo de ellos.

    Esa es la gran importancia de la memoria ladychena, conocer de buenas fuentes lo que no se ha vivido en persona. Chapeau por tu madre.

    Es cierto Diego, los hombres tenemos mucho que aprender, pero ya va habiendo mchos preocpados por el tema y eso es importante. Y hablarlo siempre que haya oportunidad.

    El sitio de cmentario no importa Pistola de Larra, ya te he contestado en el otro post y sobre este tienes toda la razón, esta pandilla nos está arruinando la Comnidad de Madrid, y no por lo económico sino por el afán privatizador y la nula preocupación por los temas sociales. Habrá que recomponer todo si logramos que se vayan.

  20. diciembre 8, 2008 en 21:19

    Para información de los más jóvenes, escaparte del Servicio Social tenía sus trucos. Si lo necesitabas para el pasaporte, podías jurar que a la vuelta del viaje lo harías, pero jurabas sobre los llamados Puntos de la Falange…y eso, para muchas, era como no jurar nada. Además, me parece recordar que a los 30 años ya te librabas del todo.

    Creo que no hace falta añadir que yo no lo hice….

  21. 21 tiachea
    diciembre 10, 2008 en 07:29

    Lo vivi de punta a rabo y tengo que decir que una cosa es lo que querian que fuera la mujer y otra lo que realmente era. Tuve la suerte de estar en ciudad universitaria donde lo normal a poco que no sacaras suspensos era continuar estudiando. Y a quienes conduciamos nos llamaban periquitas, algo asi como mariquitas al reves. Ir a cafeteria dependia de la ciudad en que vivias, En ciudades pequeñas y pueblos habia problemas y no asi en ciudades grandes. En fin que cada persona es un mundo de vivencias.

    Lo que no se ha reseñado es que una de las armas y quizas la mas fuerte utilizada es el miedo. dAemas la guerra era de hombres y ellos la habian ganado e imponian su ley. A la mujer le tocaba salir adelante porque habia bastantes mujeres teniendo que sacar solas una familia. Pobreza y miseria general.

    Ahora se hace historia.. Tengo amigos intelectuales que aseguran que para poder estudiar la guerra y post guerra es necesario que desaparezca la generacion que lo vivió porque las hojas no dejan ver el bosque.Pero cuando leo a historiadores siempre pienso que son incapaces de encontrar el aire que se respiraba. que ademas aunque habia uno general (ej. no hablar, no señalarte ) era distinto segun grupos y personas.

    La Iglesia fue agobiante y poderosa socialmente. Al fin y al cabo eran hombres para quienes la mujer era la culpable de todo pecado. Menos mal que no dijeron que eramos las culpables de la guerra. A veces me pregunto como es posible que con el poder que ha tenido lo haya perdido en tan poco tiempo y por otro lado parece que no se enteran de cual es su situacion actual.
    Ernesto con el tema me vuelvo aun mas protestona de lo que soy normalmente. Ah y es cierto: el pasaporte podias conseguirlo con trampas y te reias mucho
    Un abrazo y gracias por este post tan rico como todos los tuyos. A mi tambien me da envidia de la buena la cantidad de cosas que tienes ocasion de ver. De modo que gracias por mantenernos al dia

  22. diciembre 10, 2008 en 16:51

    Tienes razón Senior citizen, hbo bastantes trampas en lo del servisio social y se librraron muchas mujeres.

    Chea, lo primero una alegría volver a leerte, andaba yo un poco preocupado por no saber de ti, ni ver nuesvas entradas en tu bitácora, ¡¡¡ Bienvenida !!!! se te ha echado de menos. Sobre tu comentario, mi acuerdo total, y efectivamente el miedo fue n pactor principal en la vida de la época. El debate sobre el olvido o la memnoria es complejo, yo creo que olvidar no es bueno para nadie, lo qe no quiere decir caer en revanchismos, pero sí en adjudicar las responsabilidades de cada interviniente en los hechos históricos, y desgraciadamente, muchas de las cosas que se mantienen en la memoria de los que las vivieron, corren el peligro de no ser conocidas por las generaciones actuales, por lo que en mi opinión se deben sacar a la luz. De nuevo mi alegría por tenerte de regreso y un abrazo enorme.

  23. octubre 19, 2011 en 22:49

    Buscando un texto sobre la mujer bajo el franquismo, encontré algunos documentos increíbles y me dije, “ah! esto le hubiera encantado a Ernesto” y pocos minutos más tarde pincho en un enlace y aterrizo aquí, en tu página, en tu recuerdo intenso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Safe Creative #1002265631707
diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Si quieres oir música, pincha play

Eneko

Cuentos del barrio bloguero

Dado que siguen publicándose en diversos blogs, he abierto una página específica donde se iran actualizando.

Archivos

Leyendo:

RSS alexkev

RSS Alfa 79

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Alma Naif

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Anne Fatosme

RSS Anele

RSS Carmen Coello

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Carmencoello’s Blog

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Charradetas

RSS Claudia Ibáñez

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Cuentos de bolsillo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chinasklauzz

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chinasklauzz (Voz Nocturna)

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chrieseli

RSS Debajo de la piel

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Desde tu ventana

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Eduard

RSS Egomanias

RSS El Pinar (y su reloj)

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Juan Pedro Villa-Isaza

RSS jordim

RSS Klimtbalan’s

RSS La pistola de Larra

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Letras Insurrectas

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Los cuatro elementos

RSS Marta

RSS Más allá del laberinto

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS NOHIVADIS

RSS OrdednnegrO

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Patricia Gómez

RSS Pilar

RSS Pipermenta

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sendero

RSS Sgt. Pepper

RSS Tesa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Vaya tela

RSS Vi

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS zambullida

Blogs descansando

RSS Ojo

RSS Residuo

RSS Letras de agua

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Me han visitado

  • 578,795 hits

FIRMA POR LA SEPARACIÓN IGLESIAS - ESTADO

Salvemos el Bogui

Visitas desde 6 de septiembre


A %d blogueros les gusta esto: