01
Jun
08

El caballero de París

          A partir de los años cincuenta del pasado siglo XX y durante casi 30 años se hizo célebre en La Habana este curioso y original personaje. De mediana estatura, desaliñado y bastante sucio, siempre vestía de negro y con una capa también negra incluso en los más calurosos veranos. Llevaba en todo momento consigo un cartapacio lleno de papeles y una mugrienta bolsa con todas sus pertenencias.

 

 

          Se paseaba por toda la ciudad, saludaba a todo el mundo y disertaba sobre su peculiar filosofía de la vida, la religión la política y sobre todo tema de actualidad (podríamos considerarle un antecedente del perfecto bloguero actual). Era un  personaje educado que nunca utilizaba palabras malsonantes ni pedía limosna; sólo aceptaba dinero de las personas que él conocía, a las que a su vez daba un obsequio, una simple tarjeta coloreada, un lapiz con hilos de diferentes colores, un sacapuntas,  otro objero similar. Y además, solía dar cambio a los que le daban dinero. 

          Era español, nacido en la aldea de Vilaseca, en el término municipal de Fonsagrada, provincia de Lugo, y su verdadero nombre era José María López Lledín, y parece ser que llegó a la Habana el 10 de Diciembre de 1913 a la edad de 12 años a bordo del vapor alemán “Chemnitz”. Parece ser que perdió la razon y se convirtió en “El Caballero” cuando fue arrestado en 1920 y remitido a la prisión del “Castillo del Principe” por un crimen que no habia cometido. A partir de este momento comienza la leyenda de “El caballero de París”, apodo sobre el que también circulan diversas teorías acerca de su origen. Se dice que proviene de una novela francesa que leyó: que lo tomó de una época  en que trabajaba en el restauurante “París”; para otros era en recuerdo de una novia francesa que tuvo; que se debía a una película. Sea como sea, así es como se le conoció drante todos los años en que se convirtió en un símbolo de la ciudad de La Habana, por todos conocido y sobre el que cada habanero tenía su propia anécdota, y aún hoy se le recuerda por muchas personas que le conocieron personalmente.

          A finales de 1977, dado su deterioro físico, fue ingresado en el Hospital Psiquiátrico de Cuba y el 11 de julio de 1985, a la edad de 86 años murió, siendo enterrado inicialmente en el Cementerio de Santiago de las Vegas en La Habana, siendo posteriormente exhumados sus restos y trasladados al convento San Francisco de Asís, a la puerta del cual se erigió la estatua suya, en bronce y a tamaño natural, creada por el escultor José Villa Soberón, que ilustra esta entrada.

 

Anuncios

17 Responses to “El caballero de París”


  1. 1 tiachea
    junio 1, 2008 en 23:29

    que historia mas curiosa. Me encanta estos retazos de vida: Sin violencia, sin pedir limosna, con sus papeles.. Que entrañable debio ser y como humaniza personajes como este a una ciudad. Por cierto que no me di cuenta al principio de que era una estatua. Parece muy bien lograda.
    En Santiago de Compostela tambien tienen un par de figuras conocidas. Si encuentro la referencia de lo contaré.
    Gracias, Cosas asi dan paz al alma.
    Buenas noches

  2. 2 Niée
    junio 2, 2008 en 02:57

    También me he quedado pensando Ernesto, en varias cosas, primero que hace tiempo le doy vueltas al tema de locura en Foucault, en cómo perturba a los cuerdos el que ha sido diagnosticado como “loco” por la máquina social, en el temor y la tendencia a la locura de la “condición humana” señalada por Morin cuando dice que la locura ha empujado al progreso.

    Por otra parte recordé una historia que escribí hace tiempo sobre un personaje de Valencia. Ya la encontraré para que la leas.

    Lo otro es la fragilidad de la razón, en mi ciudad hay un par de casos, gente a la que viste por años comportándose como dicen que se comportan los cuerdos y de pronto un día lo ves hablando solo sobre un puente, descalzo en medio de la indiferencia o la risa de los que van calzados; con la mirada ausente, con esa actitud de niños irreverentes y distraídos.

    Cariños,

  3. 3 bett
    junio 2, 2008 en 09:19

    Hola Ernesto gracias por acercarnos ésta historia…. tan llena de historias…

  4. junio 2, 2008 en 16:38

    Tía Chea es una historia realmente curiosa, real y a la vez envuelta en todo tipo de leyendas a su alrededor. Lo que es cierto es que se le recuerda con respeto y enorme cariño. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo.

    Totalmente de acuerdo contigo Niée, la frontera entre lo “normal” socialmente aceptado y la “locura” es una línea finísima, y a veces los “locos” son mucho más cuerdos que el resto, y desde luego mejores personas. Cariños enormes.

    Bett, a mi me cautivo cuando la conocí, y la persona que la contó, la había conocido personalmente de niña. Saludos.

  5. junio 2, 2008 en 20:25

    Curioso personaje, interesante y bonita historia.

    Un saludo.

    Susurrosss.

  6. junio 3, 2008 en 03:57

    Me encantó leer tu historia, cuántos personajes conocemos, o personas que viven en el límite de la cordura, en esa línea sutil que los mantiene en vilo. Gracias por recordame que aún estoy del otro lado. Un abrazo

  7. junio 3, 2008 en 13:00

    Hola Ernesto!, Gracias por esta historia real que nos regalas, le voy a linkar tu blog a un buen amigo de Santiago de las Vegas.
    Saludos y buen dia!, hasta pronto.
    Cómo te fue por la Feria del Libro?, me diste mucha envidia. jejeje

  8. junio 3, 2008 en 13:55

    Me alegro de que te haya gustado la historia Susurrosss, es verdad que fue un personaje curioso e interesante. Un saldo.

    Miriadas, te digo lo mismo y si, el límite es muy fino. Abrazos.

    Gracias a ti Mónica, la Feria bien, tarde lluviosa como todos los años, concuurrida, muchos libros y muchos lectores comprando (lo mejor). Saludos.

  9. junio 4, 2008 en 10:14

    Gracias por el post, Ernesto. Muchas veces dejamos fuera gente que no sólo nos devuelve la cordura sino que creo deberían estar más protegidos y apreciados precisamente por ser diferentes de una manera curiosamente coherente, hermosa y transgresora.

    Siempre echaré de menos a “El Escocés”, un hombre muy enjuto, de piel blanca como el mármol y pelirrojo, vestido a la manera tradicional escocesa, con kilt y un sombrero de borla. Iba de acá para allá con una sonrisa en los labios y pedía limosna con un cazo de cocina. Cuando le daban dinero hacía ruidos y silbidos divertidísimos y levantaba su sombrero. Era una persona encantadora y, mucho más que cualquier elemento arquitectónico, un pilar vivo, un referente para la ciudad de Granada. Recuerdo que las últimas veces que lo ví había cambiado su cazo por una sartén y pensé “Vaya, ¿será eso señal de que le va bien? espero que sí.”.

    También recuerdo a un grandullón (pero Grandullón!) nórdico, de unos cuarenta y pico, terriblemente desaliñado, con barba rubia bien larga manchada por la nicotina y los ojos más bonitos y más tristes que he visto en mi vida. Una vez me cogió las manos y me dijo algo ininteligible, pero sé que fué algo hermoso porque pocas veces he conectado tanto con un desconocido (y si me apuras conocido). Era alcohólico, y digo era porque supongo que ya no está vivo pues estaba muy enfermo. Te echaré de menos Grandullón, espero que el final fuera lo mejor posible.

    A ellos y todos los demás apartados, de quienes nadie cuenta su historia, y que nos hacen pararnos a evaluar nuestra cordura y mirarnos al corazón.

  10. junio 4, 2008 en 15:58

    Gracias por tu estupendo comentario. Estamos de acuerdo en todo, y me han impresionado las historias de “El Escocés” y el “Grandullón”. Creo que sería una bena idea el ir dando a conocer todos estos curiosos y enigmáticos personajes. Si te parece podríamos escribir una entrada sobre estos dos que tu describes. Ya me contarás que te parece la idea.

    Abrazos

  11. junio 10, 2008 en 06:42

    ¡Estupenda la idea! Dime el formato que prefieras, post largo, página, serie de posts… TiaChea me ha dicho que tiene algún dato más de “El Escocés” y “El Grandullón” así que podré extender los textos. Además, estoy segura de que hay más gente que conoce algún personaje así 🙂

    Un abrazo y gracias por la propuesta!

  12. junio 10, 2008 en 10:04

    Que curioso personaje…interesante.

  13. junio 10, 2008 en 14:45

    Noir me encanta que te haya parecido buena la idea, así que habrá que poner manos a la obra. A ver, tengo idea al visitar a Tía Chea que tu eres experta “madrina” (no me equivoco espero) y dado que yo ando algo perdido en esto, ayudaaaaaaaa… tu verás el formato, la manera de colaborar todo aquel que quiera y como lo inclimos en uno otro blog, ¿en uno tuyo estaría bien? o de Tía Chea que ya tiene práctica con la Biblioteca. Que te pasó la patata vaya, jeje. Mil perdones por mi atrevimiento y tu me dirás. La idea ya digo que me parece buena y sería algo en común abierto a toda la gente.

    Gracias, de nuevo perdón por enredarte y un abrazo.

  14. noviembre 14, 2008 en 16:31

    Supongo seas cubano, porque una historia así solamente la cuenta quien de alguna manera la disfrutó. Apenas tengo recuerdos de él, salí muy chico de Cuba… casi no me considero como tal, por ser tan extranjero allí si fuera alguna vez. Pero recuerdo como imágenes ya azules en el tiempo un señor de negro y su melena acochambrada sentado en los bordillos de una cafetería por la Calzada del 10 de Octubre, según correpción de mi padre, lo veía tras los cristales del chevy´57 de mi padre. Imagen recurrente que expongo en mi libro A ambos lados del horizonte.
    Buscando anécdotas sobre este pesonaje hallé tu blog, muy bien hecho.
    Saludos desde Málaga.

  15. noviembre 14, 2008 en 21:38

    Manel Dario no soy cubano, soy madrileño pero si tienes razón al decir que disfrute la historia; la verdad es que me cautivo cuando la conocí en un viaje a Cuba, lo primero que vi fue la estatua en La Habana Vieja, en la plaza de San Francisco de Asis esquina a la calle Oficios, y al preguntar me contaron la historia, que luego al ir preguntando a otras personas vi que tenía sus variaciones, pero eso si, siempre contada como sólo saben hacerlo los cubanos.

    Se mezclaba en los relatos que me hacían la vida del personaje real con la leyenda, pero hubo gente que le recordaba y le había visto en su deambular. Por eso, empece a buscar información sobre él y cuando colgue esta entrada saque las notas que había tomado en aquel viaje. La verdad es que me fascinan las historias de personajes populares, de gente de la calle y que conforman un mundo distinto al de los personajes “famosos”.

    Si te ha servido de algo me alegro, y mchas gracias por tu amable comentario. Ahora mismo voy a visitar tu blog y siempre serás bien recibido en este espacio. Gracias de nuevo y un saludo caluroso.

    Por cierto, voy a intentar consegir tu libro para leerlo y aunque mi lista de lecturas pendientes es larga, ya te contaré.

  16. diciembre 29, 2008 en 23:25

    ¡Excelente post, Ernesto! Me alegro de haberlo visto ahora. Así mismo era El Caballero, como tú lo describes. me has inspirado a escribir algo sobre él, todo un personaje…¿Y por fin hicieron la entrada sobre El Escocés y el grandullón? las voy a buscar…

  17. 17 Randolfo Alvarez
    julio 12, 2014 en 18:43

    Ernesto me ha hecho recordar las veces que en muchos lugares de la ciudad de la Habana pude ver a este personaje muy bien descrito por usted, a esta descripcion yo le agragaria su delgadez y su nariz grande y puntiaguda, muchas veces lo vi en Infanta y Carlos III, por el Capitolio en fin en cualquier sitio. Gracias por este articulo. Dios lo bendiga.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Safe Creative #1002265631707
junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Si quieres oir música, pincha play

Eneko

Cuentos del barrio bloguero

Dado que siguen publicándose en diversos blogs, he abierto una página específica donde se iran actualizando.

Archivos

Leyendo:

RSS alexkev

RSS Alfa 79

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Alma Naif

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Anne Fatosme

RSS Anele

RSS Carmen Coello

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Carmencoello’s Blog

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Charradetas

RSS Claudia Ibáñez

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Cuentos de bolsillo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chinasklauzz

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chinasklauzz (Voz Nocturna)

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Chrieseli

RSS Debajo de la piel

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Desde tu ventana

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Eduard

RSS Egomanias

RSS El Macasar

RSS El Pinar (y su reloj)

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Juan Pedro Villa-Isaza

RSS jordim

RSS Klimtbalan’s

RSS La pistola de Larra

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Letras Insurrectas

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Los cuatro elementos

RSS Marta

RSS Más allá del laberinto

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS NOHIVADIS

RSS OrdednnegrO

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Patricia Gómez

RSS Pilar

RSS Pipermenta

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sendero

RSS Sgt. Pepper

RSS Tesa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Vaya tela

RSS Vi

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS zambullida

Blogs descansando

RSS Ojo

RSS Residuo

RSS Letras de agua

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Me han visitado

  • 578,840 hits

FIRMA POR LA SEPARACIÓN IGLESIAS - ESTADO

Salvemos el Bogui

Visitas desde 6 de septiembre


A %d blogueros les gusta esto: